Menú

Próximo GP: Australia 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

ANÁLISIS CRÍTICO

GP de Mónaco 2012: Los pilotos, uno a uno

GP de Mónaco 2012: Los pilotos, uno a uno

Redacción    3 de Junio 2012 04:20

103 comentarios

Cartel anunciador del GP de Mónaco

El análisis de la actuación de los pilotos en el GP de Mónaco es o muy sencilla, pues casi todos circularon dentro de un trenecito siguiendo al de delante y con muy pocos ataques, por no decir ninguno, del que venía por detrás, o muy complicada, porque precisamente por lo anterior el resultado de cada uno se decidió en apenas unos instantes, la clasificación del sábado, la salida, el cambio de neumáticos, un intento exitoso o fallido de adelantamiento,... y poco más. Después de 78 vueltas a un circuito tan agobiante como el de Montecarlo se me antoja injusto valorar a un piloto que ha llegado a la meta por algo tan efímero como las posiciones que ganó o perdió en la salida, o las que ganó o perdió en su paso por boxes, pero en realidad no hay mucho más, y en este sentido la de este GP será la valoración más discutible y personal de la temporada.

Todos los pilotos tenían un miedo atroz a cometer un error, algo que se palpaba tanto en los escasos intentos de adelantamiento salvo de los que salieron muy atrás, como en el bajo ritmo que se marcó y que favoreció los agrupamientos de monoplazas de muy diferentes prestaciones en la pista. Nadie quería arriesgarse a quedarse sin neumáticos en las últimas vueltas y sólo cuando los equipos comunicaron a sus pilotos que llegarían a meta pudimos ver algo de pelea. La emoción de la carrera basculó más en torno a la posibilidad de lluvia mediada la prueba, llegaron a caer bastantes gotas de agua sobre Montecarlo, que en los adelantamientos o estrategias de carrera diferentes.

Valoraré, con las dificultades antedichas, la actuación de los pilotos. Cuando todos marcan el mismo ritmo, el premio debe ir para el que menos medios tenía para hacerlo y sin embargo se mantuvo al nivel del resto. Difícilmente puede ir a un piloto que se pasó toda la carrera siendo un vagón más del tren de monoplazas que seguían al líder, o a un líder que no pudo abrir hueco respecto a los que le perseguían. Decía en el artículo de análisis de los equipos que esta carrera la disputaron los ingenieros más que los pilotos, muy pocos detalles decisivos al volante pudimos ver; ello no resta un ápice de mérito a todos los que terminaron la carrera, para mí el de Mónaco es el GP de piloto por excelencia del Mundial, pero este año ha habido demasiado miedo a fallar y ello ha deslucido en cierta forma la carrera.

.-Mark Webber (1º): ----- > Valoración: MUY BIEN

Mark Webber celebrando su victoria en Mónaco

En el GP de Mónaco siempre ha sido así; más de la mitad de la carrera del domingo se decide en la sesión de clasificación del sábado. Y el sábado el mejor fue Schumacher, pero la pole fue a parar a manos de Webber, que marcó el segundo mejor tiempo en Q3 por escasas 67 milésimas de segundo, que fueron las que le separaron del otro Mercedes, el de Rosberg. Ello dotaba a la salida de una gran emoción; si hay un piloto al que se le atraganta el instante en que el semáforo rojo se apaga, ése es Mark, y sus rivales lo sabían. Pero en esta ocasión todo salió bien, no patinó el embrague, no derraparon los neumáticos, y el australiano de Red Bull llegaba a la primera curva del circuito de Montecarlo, Santa Devota, por delante de todos. Teniendo en cuenta que la estrategia más obvia en Mónaco era la de una sola parada, la carrera estaba encarrilada para Webber; encarrilada, no ganada, porque en el Principado unas gotas de lluvia, un coche de seguridad o un leve descuido que te lleve contra el guardarraíl, decide la carrera.

El primer parcial de Mark fue el mejor; muy rápido, pronto abre hueco con sus rivales y sólo Rosberg parece capaz de seguirle. En la vuelta 20 le separan 2.2 segundos del Mercedes y 4.2 del McLaren de Hamilton; en la 25 son 2.1 los que le separan del alemán y 6.2 segundos la distancia con el inglés. Rosberg trata de tomar la delantera entrando en boxes el primero en la vuelta 27; en Red Bull responden inmediatamente llamando al garaje a su piloto en la 29, lo que le permite retornar a pista aún por delante de Nico, si bien ya no liderando la carrera pues la primera posición la ostentaba su compañero Vettel, quien trataba de exprimir sus gomas blandas. El australiano se lo toma con calma, quizás por estrategia propia de conservación de neumáticos, quizás por echar una mano a su compañero ralentizando el grupo, pero lo cierto es que en este segundo parcial los tiempos ya no salen como en el primero y pronto se juntan hasta 4 coches en su estela. Cuando por fin el otro Red Bull hace su parada en la vuelta 46 Webber recupera el liderato, aunque no el ritmo; ahora ya eran 5 los monoplazas que le perseguían, sumado al grupo el otro Red Bull.

Las 20 vueltas siguientes supusieron una cierta desilusión para los aficionados, que no para los pilotos; la amenaza de lluvia tranquilizó los ánimos a la espera de la batalla final, nadie quería perder ni una viruta de goma de más de sus neumáticos, y la carrera se convirtió en una procesión; sólo Vergne, desde la 6ª posición y ya fuera del grupo de cabeza, se atrevió a montar neumáticos intermedios para lluvia cuando cayeron las primeras gotas; el resto, esperaban. Finalmente, la lluvia no llegó a empapar el asfalto y nadie más cambió sus neumáticos. Tampoco había muchas ganas de jugarse los puntos en una maniobra de resultado incierto, por lo que Webber pudo liderar sin sobresaltos al grupo las últimas vueltas hasta entrar vencedor en meta. Hizo una carrera muy conservadora, pero también muy efectiva; el trabajo duro y el riesgo ya los había tomado el sábado en Q3 para conseguir la pole. Que 6 pilotos entraran en meta en apenas 6 segundos indica que su ritmo en carrera fue fácil de seguir, pero le llevó hasta la meta en una primera posición que ganó batiendo a sus demonios personales en la arrancada; esa salida y esa Q3 son las que le auparon hasta la 3ª posición del Mundial de Pilotos con los mismos puntos que el 2º.

.- Nico Rosberg (2º): ----- > Valoración: MUY BIEN

Nico Rosberg celebrando su segundo puesto en Mónaco

Iban muy rápidos los Mercedes en Mónaco, como demostró la 1ª posición en Q3 de Schumacher y la 3ª de Rosberg, pero en carrera la responsabilidad recayó en el más joven, en Nico, que saldría desde la 2ª posición en parrilla merced a la sanción que su compañero traía del GP de España. Sabía que en la arrancada tenía su oportunidad por la irregularidad de Webber, pero también un riesgo evidente ante la presencia de Hamilton y Grosjean a sus espaldas. En esos breves instantes que separan las primeras posiciones de la parrilla de la primera curva iba a jugarse gran parte de la carrera, y Rosberg cumplió; no pudo con Webber, pero sí mantuvo la posición frente al McLaren y el Lotus. En los primeros giros, con el pelotón agrupado, supo contener los ataques del McLaren, para luego irse por delante con el Red Bull de Webber, abriendo una brecha respecto a sus perseguidores.

Con Rosberg estabilizado claramente en la 2ª posición, su equipo decidió jugársela ordenándole entrar al garaje el primero en la vuelta 27; la decisión era especialmente delicada en la medida en que el Mercedes ha mostrado algunos problemas de conservación de neumáticos y aún quedaban 51 vueltas para meta, pero sin duda era la mejor opción para asaltar el liderato. Su tiempo de vuelta a la pista es extraordinariamente bueno, casi 1 segundo mejor, lo que llevó a Red Bull a replicar su maniobra y hacer entrar a Webber al garaje en la vuelta 29 para mantener la primera posición. De nuevo detrás del australiano, se concentra en conservar sus neumáticos y mantener el ritmo, sin maniobras arriesgadas de adelantamiento ni búsqueda de trazadas diferentes. Pronto llegarían por detrás Alonso, Hamilton y Massa, pero su pelea estaba por delante, con el otro Red Bull; en la vuelta 44 rondó la pérdida de la posición, cuando la diferencia aumentó por encima de los 19 segundos, pues con 20 el alemán saldría por delante, pero reaccionó bien, volvió a bajar la diferencia en 18 en la siguiente vuelta y en la 46 Vettel se da por satisfecho y entra a boxes para salir por detrás de Alonso.

Quedaban 32 vueltas y el fantasma de la degradación de neumáticos sobrevolaba el Mercedes de Rosberg; sin necesidad de arriesgar, volvió a una conducción conservadora que le permitiera llegar a meta en condiciones competitivas. El flojo ritmo de Webber le ayudó a ello, y así llegó a las últimas vueltas más mirando hacia atrás que hacia delante, pero Alonso se conformaba con su tercer lugar, que le garantizaba el liderato del Mundial. Entró 2º en meta a 0.6 segundos del ganador, tras una carrera muy inteligente que se decidió en dos instantes, la salida y esa vuelta 45 en la que hizo perder las ilusiones de adelantarle a Vettel. Ahí cimentó su segundo podio de esta temporada, que se está convirtiendo en la de su definitiva consagración.

.- Fernando Alonso (3º): ----- > Valoración: MUY BIEN

Fernando Alonso celebrando su podio en Mónaco

Constatemos lo evidente: el F2012 ha mejorado mucho en Mónaco, no hay más que ver el resultado de Massa en clasificación, pero aún sigue siendo por lo menos el 5º coche en parrilla, por detrás de Mercedes, McLaren, Red Bull y Lotus; por ello, la 5ª posición en la parrilla de salida de Alonso podía considerarse un gran resultado, pero no olvidemos que venía acompañado de una sanción a Schumacher, una renuncia de Vettel y dos errores graves de configuración de sus respectivos monoplazas por Button y Räikkönen. Se las tuvo tiesas con Grosjean en la salida, con quien llegó a tocarse; sería el francés quien saldría peor parado, pues al desplazarse hacia su derecha se encontró con el Mercedes de Schumacher y destrozó contra él su rueda trasera. Así las cosas, en Santa Devota Alonso era 4º por detrás de Hamilton y la carrera se le ponía de cara; de su experiencia cabía esperar una defensa eficaz de su posición frente a los que venían por detrás y la gestión de sus neumáticos podía darle alguna posición más que le aupara hasta el podio.

Durante el primer parcial hizo algún amago de adelantamiento a Hamilton, pero básicamente se centró en conservar sus neumáticos para asaltar la posición del inglés en su parada en boxes; y así cuando el McLaren entra al garaje en la vuelta 29 Fernando firma su mejor vuelta para tratar de ganarle la posición; quizás pudiera haber aguantado en pista alguna más para incluso atacar la posición de Rosberg, pero el equipo estaba pensando en el Mundial y no en la carrera y los rivales eran Hamilton y Vettel, no Rosberg y Webber. De vuelta a la pista se ve en 4ª posición, por delante de Hamilton, y a la espera de la parada de Vettel, que en ese momento lideraba la carrera con sus gomas blandas. Se produce la misma batalla ya narrada para Rosberg, pero agravada; en la vuelta 44 la diferencia con el Red Bull era superior a los 20 segundos, el límite que llevaría a Vettel a salir por delante con una buena parada, por lo que Alonso se lanza a muerte en la vuelta 45, su vuelta rápida en carrera aún con medio depósito, para bajarla por debajo de los 20 segundos, consiguiéndolo. A la vuelta siguiente Seb hace su parada y vuelve a pista justo por detrás del español, que en esa fantástica vuelta 45 se ganó el podio.

De ahí hasta la meta, su misión era aguantar la posición y mantener a Vettel y a Hamilton a su espalda, más que intentar ganar el puesto de Rosberg. Y así lo hizo, entrando en meta en 3ª posición, lo que le garantizaba el liderato en el Mundial de Pilotos. El instante de su carrera fueron tres, el toque con Grosjean en la salida, del que salió indemne y con posición ganada, su vuelta lanzada tras la entrada a boxes de Hamilton, y sobre todo esa vuelta 45 en la que metido dentro del tráfico consiguió batir a un Vettel que volaba por delante con pista limpia. En el Mundial más dividido de los últimos años, el primer piloto es el que maneja el más lento de los 5 monoplazas que se disputan las victorias; como tuitearon desde Ferrari "El mejor comandante es el que gana la guerra, no las batallas"; de momento, esta guerra la va ganando Alonso.

.- Sebastian Vettel (4º): ----- > Valoración: MUY BIEN

Sebastian Vettel durante la disputa del GP de Mónaco

Resultó extraño ver a Vettel utilizar un juego de neumáticos súperblandos nuevos en la Q1 del sábado, parecía que dicha sesión debería haberla pasado sin dificultad usando los blandos; así, cuando en Q2 sí tuvo que gastar un nuevo juego de neumáticos nuevos súperblandos para pasar a la Q3, el equipo se planteó la posibilidad de gastar el tercero en Q3 o bien reservarlo para la carrera, que es lo que en última instancia decidieron conformándose con la 10ª posición en la Q3, que en parrilla sería la 9ª por las sanciones acumuladas de Maldonado. Así, Seb comenzaría el GP con neumáticos blandos, con la idea de estirar su primer parcial, recuperar posiciones y terminar la carrera con neumáticos súperblandos. Era una idea muy arriesgada, pues dependía de una buena salida que le permitiera no perder posiciones y de encontrarse pista limpia cuando sus rivales hicieran su parada en el garaje.

La primera condición se cumplió, pues Vettel fue capaz de ganar la posición de Räikkönen en la arrancada, adelantamiento que resultaría providencial; en efecto, cuando el grupo se fue estirando fue el finlandés quien perdió el ritmo de la cabeza, dividiendo la carrera en dos; de haberse quedado Seb por detrás del Lotus, como estaba situado en la parrilla, muy posiblemente su carrera se hubiera arruinado. Pero metido en el grupo de cabeza, en persecución del Ferrari de Massa, no perdió el ritmo de los mejores y esperaba agazapado cerrando el pelotón que llegara su momento, la parada en boxes de los demás. Ese momento llegó entre las vueltas 27 y 31, que situaron a Seb en la cabeza de carrera y con pista limpia para poder correr. En esas vueltas se jugaba su carrera, por lo que el alemán tiró a tope intentando ampliar la diferencia con el grupo perseguidor; conviene señalar que era su compañero Webber quien marcaba el ritmo del grupo, lo que de alguna manera pudo favorecerle para ir ampliando la diferencia. Tras una lucha en la distancia prácticamente con todos los miembros del pelotón, cuando se acercaba al Marussia de Glock para doblarle, por fin entra al garaje en la vuelta 47 para optimizar el tiempo; vuelve a pista por detrás de Alonso, pero ganando las posiciones de Massa y Hamilton. No hubiera podido ganar más posiciones, doblar a Glock le hubiera supuesto quizás el efecto contrario, dejar de ganar alguna de las que obtuvo.

Por detrás del Ferrari, su carrera ya estaba hecha y no merecía la pena arriesgar; llegó a meta en 4ª posición, sin despegarse del español en ningún momento. Hizo funcionar la estrategia de su equipo a la perfección, sobre todo en dos momentos: en la salida adelantando a Kimi, adelantamiento que resultó providencial durante el primer parcial para no perder el ritmo de la cabeza, y su magnífico ritmo entre las vueltas 31 y 47, que le permitió ganar dos posiciones de cabeza, siendo el único entre los que puntuaron que lo consiguió. Ignoro si la decisión de montar el juego de neumáticos súperblandos en Q1 obedeció a una estrategia predeterminada o al flojo ritmo alcanzado por el Red Bull en las sesiones de entrenamientos libres del jueves, pero en carrera Vettel estuvo magnífico.

.- Lewis Hamilton (5º): ----- > Valoración: REGULAR

Lewis Hamilton durante la disputa del GP de Mónaco

Sorprendió negativamente su 4ª posición en Q3, se esperaba más de él, pero si nos fijamos en sus tiempos fue escasamente 2 décimas de segundo más lento que Webber, quien a la postré resultó el hombre de la pole. El McLaren tenía ritmo, pero en Mónaco necesitas además posición, y ganar la carrera desde la 3ª posición en parrilla se presentaba harto difícil. En la salida no consigue ganar la posición de Rosberg a pesar de salir por el lado limpio de la calzada, el izquierdo, pero se beneficia de la mala salida del Lotus de Grosjean para al menos mantener la 3ª posición al llegar a Santa Devota. Su primer parcial no es bueno y se le escapan por delante Webber y Rosberg, si bien era capaz de mantener a raya a los dos Ferrari y a Vettel.

Entra al garaje en la vuelta 29, dos más allá que Rosberg, pero no consigue ganar la posición del Mercedes, quien por otra parte no estaba a su alcance; Alonso retrasa una vuelta más la suya y cuando vuelve a pista el Ferrari se encuentra por delante del McLaren; ahí perdió Lewis el podio, pero no terminaban sus problemas en dicha maniobra; liderando la carrera estaba Vettel, quien beneficiándose de verse con pista libre por delante estaba ampliando su diferencia con el grupo perseguidor, hasta el punto de hacer peligrar la posición de Hamilton. Cuando el de Red Bull hace su parada en la vuelta 47 la amenaza se consuma y vuelve a pista por delante del McLaren, segunda derrota en un cara a cara de Lewis en Mónaco.

De ahí a la meta, intentó alguna escaramuza, pero con escasa fe, prefirió mantener posición y puntos, terminando dentro del grupo de cabeza en 5ª posición. No fue una buena carrera para Hamilton; se vio cortado en el primer parcial respecto a los líderes, y en el momento decisivo de los cambios de neumáticos perdió la posición con sus dos rivales directos por el Mundial, Alonso y Vettel. En una carrera en la que casi todos los favoritos marcaron los mismos tiempos y tuvieron el mismo ritmo, Hamilton fue derrotado en los dos instantes de verdadera competencia. En su favor hay que decir que lleva dos carreras muy por encima de su compañero Button, quien no encuentra la forma de reglar correctamente el McLaren quizás por no conocer en profundidad las mejoras incorporadas al monoplaza desde el GP de España, algo que quizás también esté lastrando las posibilidades de Lewis, sobre todo en clasificación.

.- Felipe Massa (6º): ----- >Valoración: MUY BIEN

Felipe Massa durante la disputa del GP de Mónaco

Los días transcurridos entre el GP de España y el de Mónaco no han debido ser muy plácidos para Massa; desde su equipo de lanzaron inequívocos mensajes de que necesitaba mejorar en sus resultados o se tomarían medidas, aumentando la presión que ya de por sí le estaban metiendo la prensa y los seguidores de la Scudería al piloto brasileño. No sé si hubo una reacción mental de Felipe, o si todo se explica por las múltiples mejoras introducidas en el F2012 en los dos últimos GP, pero lo cierto es que en Q3 apenas una décima de segundo le separó de su compañero de equipo. Ambas posibilidades son plausibles; tan bien conocida es la fortaleza mental de Massa como su necesidad de un coche bien equilibrado para brillar; seguramente fue una combinación de ambas la que lanzó por fin a Felipe a meterse en el grupo de cabeza esta temporada.

Porque en carrera eso es lo que hizo, rodar siempre en el grupo de cabeza. El percance de Schumacher con Grosjean en la arrancada le permitió pasar al Mercedes para colocarse a la espalda del otro Ferrari y a partir de ahí ya no se despegó de Fernando en todo el primer parcial, dando incluso la impresión de poder ir más rápido en algunos momentos del mismo. Al igual que Alonso, intentó ganar posiciones en el paso por el garaje, retrasándolo respecto al que efectuó Hamilton, pero en su caso no fue posible y mantuvo la 6ª posición. En la lucha en la distancia con Vettel fue el más perjudicado por el bajo ritmo del grupo que lideraba Webber al ir en última posición y cuando el de Red Bull hizo por fin su parada retornó a pista bastante por delante del Ferrari, ubicándose por delante del McLaren.

De cualquier forma, Massa continuó a su ritmo en el difícil trazado monegasco, sin perder nunca el tren de la cabeza y rodando en los mismos tiempos que los líderes, algo que no había conseguido todavía este año. Sólo en las últimas vueltas Hamilton se descolgó un poco del grupo y Felipe otro poco del McLaren, entrando en meta a 2 segundos de Lewis y a 6 de Webber, en cualquier caso diferencias insignificantes después de 78 vueltas. Gran paso adelante del piloto brasileño de Ferrari, muy importante para él y para su equipo, justo en el momento en el que comienza la parte decisiva de la temporada. Por primera vez en lo que llevamos de temporada ha rodado en clasificación y carrera en tiempos similares a los de su compañero Alonso y, lo que es más importante, dentro de la cabeza de carrera; lo principal ahora es que no haya sido flor de un día y sea capaz de mantener el nivel en las próximas carreras.

.- Paul di Resta (7º): ----- > Valoración: MUY BIEN

Paul di Resta durante la disputa del GP de Mónaco

Quedarse en la Q2 el sábado para salir desde el 14º cajetín de la parrilla del domingo no parecía presagiar una buena carrera para Di Resta en un circuito tan complicado como el de Montecarlo; seguramente por ello el equipo Force India decidió optar por una estrategia diferente a la convencional y le sacó de inicio con los neumáticos blandos. Como hemos dicho ya anteriormente, el éxito de esta estrategia se basa en no perder posiciones en la salida para luego poder aprovechar las entradas a boxes de los rivales. Y Di Resta no sólo no perdió posiciones sino que fue capaz de ganarlas aprovechándose del jaleo en la curva de Santa Devota provocado por el Lotus de Grosjean atravesado en la entrada a la misma; así completaría la primera vuelta en 11ª posición, ya rondando los puntos.

Al estar dentro del grupo que lideraba Räikkönen, se vio cortado del grupo de cabeza por el flojo ritmo del finlandés. Mantuvo la posición hasta que sus rivales comenzaron a pasar por el garaje en las vueltas 27 a 31, momento que aprovechó para tirar a fondo al verse con pista limpia por delante. En la vuelta 35 había obtenido ya suficiente diferencia de tiempo con los coches que le precedían, así que no esperó más para hacer su parada y así garantizarse el liderato del segundo grupo, el que formaban Hulkenberg, Räikkönen, Senna, Kovalainen y Button. Por delante estaban Schumacher y Vergne, como islotes entre los dos grandes grupos de carrera, pero no parecían al alcance del Force India. Di Resta se concentró en llegar a meta manteniendo al grupo detrás, manteniendo su privilegiada 9ª posición que le garantizaba unos valiosos puntos.

La dureza del circuito de Montecarlo hizo el resto; de los monoplazas que iban por delante, el Mercedes de Schumacher comenzó a dar muestras de debilidad, cae a ojos vista en su ritmo por problemas mecánicos y es adelantando por Paul en la vuelta 63. También hay un espectacular descenso del ritmo del Toro Rosso de Vergne, en este caso debido a la degradación de sus neumáticos, que obliga al francés a entrar al garaje en la vuelta 70; ya sin rivales a la vista por delante, Di Resta termina la carrera en una excelente 7ª posición, como líder de una clase media mejorada por la presencia en el grupo de un Lotus y un McLaren; el instante decisivo de su carrera fueron esas vueltas entre la 30 y la 34 en las que consiguió ganar la cabeza del grupo para ya no abandonarla hasta la meta.

.- Nico Hulkenberg (8º): ----- > Valoración: BIEN

Nico Hulkenberg durante la disputa del GP de Mónaco

No pudo pasar por un pelo a la Q3., aunque en parrilla sí saldría desde la 10ª posición tras la sanción a Maldonado. En Mónaco comenzar la carrera desde posiciones de puntos da una cierta tranquilidad, y quizás por ello su equipo decidió prepararle una estrategia convencional, idéntica a la que realizaron la mayoría de los monoplazas de punta. En la salida Hulkenberg consigue esquivar al cruzado Lotus de Grosjean sin perder posiciones al irse por la escapatoria, manteniendo la 9ª posición durante todo el primer parcial por detrás de Schumacher en persecución del otro Lotus, el de Räikkönen. Se ve cortado del grupo de cabeza por el bajo ritmo del finlandés, y ante la dificultad de adelantarle en pista el equipo se concentra en la maniobra de cambio de neumáticos.

Es en la vuelta 29 cuando el Lotus hace su parada; en ese mismo giro entra Hulkenberg para intentar ganar al menos la posición del Mercedes de Schumacher, que seguía en pista. Retorna a la carrera todavía por detrás de Kimi, pero en una maniobra decisiva consigue adelantarle en la vuelta 34, justo la misma en la que entra al garaje el Mercedes. No ganaría la posición de Michael, pero por delante del Lotus afronta el último parcial, que desarrollaría a la espalda de su compañero Di Resta, quien le había ganado la posición al retrasar su entrada para cambiar neumáticos. Completa lo que restaba de carrera en posiciones de puntos, la 10ª, para al final también él ganar las posiciones primero de Schumacher por avería y después de Vergne por desfallecimiento de sus neumáticos. Completó una buena carrera liderando tras su compañero el segundo pelotón que se vio en Mónaco, sólo por detrás de los equipos líderes.

.- Kimi Räikkönen (9º): ----- > Valoración: MUY MAL

Kimi Räikkönen durante la disputa del GP de Mónaco

Dos podios consecutivos había logrado el finlandés en las últimas carreras, lo que le chocaba como uno de los grandes favoritos a ganar el GP de Mónaco 2012. De su talento al volante se esperaba tanto o más que de las prestaciones de su Lotus, uno de los monoplazas a los que mejor ha sentado la llegada de la temporada a Europa. Y en este sentido sorprendieron negativamente los malos cronos alcanzados en los entrenamientos libres, preludio de lo que vendría después; no marcó tiempo en P1, y su mejor tiempo fue en P3, el 12º, algo que contrastaba con los dos 2º marcados por su compañero Grosjean ¿No se adaptaba Räikkönen a la pista de Montecarlo, la más especial del Mundial de F1, tras su paso por los rallies? ¿O no conseguía la puesta a punto adecuada de su Lotus, algo que sí logró rápidamente su inexperto compañero francés? Yo no tengo la respuesta, pero sea cual sea deja en muy mal lugar a Kimi.

Su 8º tiempo en Q3 era un aviso, no fue lo peor. Lo peor vino en carrera, cuando a la vista de todos el Lotus del finlandés iba perdiendo el ritmo del grupo de cabeza y rompiendo la fila de monoplazas en dos; no era sólo que el Red Bull de Vettel se le escapara por delante, lo peor es que los que venían por detrás parecía que iban a pasarle por encima, y no me refiero sólo al Mercedes de Schumacher, que podría ser lógico, sino que también los Force India, los Toro Rosso o incluso el Caterham de Kovalainen rodaban en sus mismos tiempos y parecía que podrían hacerlo incluso mejor. La comprobación empírica la tuvimos en la vuelta 29, cuando hizo su parada; de golpe perdió dos posiciones, con Schumacher y Di Resta, para verse luego adelantado por Hulkenberg en pista y relegado a la 11ª posición, fuera de los puntos. Y allí hubiera terminado la carrera de no haber sido por los problemas de Schumacher y Vergne, que le permitieron arañar unos puntos. Muy floja carrera de Kimi, sin duda la peor que le hemos visto este año, y sin poder excusarse en las prestaciones de su monoplaza.

.- Bruno Senna (10º): ----- > Valoración: MAL

Bruno Senna durante la disputa del GP de Mónaco

Mientras su compañero venezolano se clasificaba para la Q3, Senna apenas pudo marcar el 14º tiempo en Q2, que se transformaría luego en el 13ª en la parrilla de salida merced a la sanción que sufriría precisamente el otro Williams. En la arrancada es el primero en tomar la escapatoria de la curva de Santa Devota para esquivar al Lotus de Grosjean, lo que le permite ascender hasta la 10ª posición. Se mantendría en el grupo que lideraba Räikkönen hasta su primera parada en boxes sin mayores problemas, intercalado entre los dos Force India. Realiza su cambio de neumáticos en la vuelta 29, junto con Kimi y Hulkenberg, pero no consigue ganar la posición del alemán. Por el contrario, el otro Force India, el de Di Resta, sí ganaría la del Williams cuando hizo su parada en la vuelta 35.

De vuelta a la pista de nuevo se ve frenado por el flojo ritmo del Lotus, pero a diferencia de Hulkenberg él no consigue adelantarle, quedándose a su espalda hasta la meta. Por detrás, el coche que le perseguía era el Caterham de Kovalainen, quien estaba demasiado preocupado en defender su posición frente a Button como para pensar en atacarle. Al final de la prueba ganó las consabidas posiciones de Schumacher por avería y Vergne por su entrada al garaje, colándose dentro de los punto. Teniendo en cuenta que pilotaba el monoplaza ganador del GP de España, su carrera dejó bastante que desear; sólo ganó posiciones al tomar la escapatoria de la primera curva, y sin embargo sí perdió el sitio frente a Di Resta en su cambio de neumáticos.

.- Sergio Pérez (11º): ----- > Valoración: REGULAR

Sergio Pérez durante la disputa del GP de Mónaco

Su carrera se complicó sobremanera el sábado y no precisamente por culpa suya. En la tercera sesión de entrenamientos libres fue tocado por el Williams de Maldonado en su neumático delantero izquierdo; el venezolano resultó sancionado y aparentemente ahí terminó todo, pero en Q1 el mexicano se encontró la desagradable sorpresa de que su Sauber no respondía correctamente al volante, lo que llevó a impactar contra las protecciones en su primera vuelta lanzada; parece ser que el impacto con el Williams había dañado su monoplaza y el daño había pasado desapercibido a sus mecánicos, algo que en absoluto puede ser imputable al piloto. Así las cosas, Pérez saldría en parrilla desde la 23ª posición, la última correspondería precisamente al Williams, y tenía por delante una carrera heroica siquiera para llegar hasta los puntos.

Su primer parcial fue magnífico; consiguió ganar dos posiciones en la salida, las de Petrov y Karthikeyan, lo que unido a los incidentes de la primera vuelta le supuso el 18º puesto. Desde ahí comenzó una difícil sucesión adelantamientos que comenzarían en la vuelta 13 con el Toro Rosso de Vergne y el Marussia de Pic y seguirían en la 17 con el de Glock. Luego se engancharía tras el McLaren de Button para seguir ascendiendo según sus rivales iban entrando al garaje. Hace su propia parada en la vuelta 34, pero al verse apretado por el Lotus de Räikkönen su maniobra de entrada al garaje no es muy ortodoxa, por lo tardía y lo cruzada, y es sancionado con un drive through que cumpliría en la vuelta 39 y le devolvería a la penúltima posición, sólo por delante del HRT de Karthikeyan.

Nueva sucesión de adelantamientos: en la vuelta 45 pasa a Pic y en la 54 gana la posición de Glock cuando éste entra al garaje; en la 66 gana la de Ricciardo cuando el Toro Rosso se retira, y en la 68 consigue adelantar a Button, si bien el de McLaren le devolvería el adelantamiento en la vuelta 70, justo una antes de trompear en su intento de adelantamiento de Kovalainen. En la 71 es el propio Pérez quien intenta pasar al Caterham en Santa Devota, terminando fuera de la pista; conseguiría volver a la carrera y en la vuelta siguiente culminaría el adelantamiento en la nouvelle chicane. Ya no habría tiempo para más, terminando la carrera en el umbral de los puntos. Saliendo desde la última posición, fueron muy meritorios sus adelantamientos, aunque fueran realizados a monoplazas de inferiores prestaciones; pero el error cometido en su entrada al garaje tiró por tierra sus aspiraciones reales de puntuar en una carrera que se decide por esos detalles.

.- Jean-Eric Vergne (12º): ----- > Valoración: BIEN

Jean-Eric Vergne durante la disputa del GP de Mónaco

Nada hacia presagiar el sábado que la de Mónaco pudiera ser una buena carrera para los Toro Rosso; ocuparon las dos últimas posiciones en la Q2 y Vergne no se quedó en la Q1 por la única razón de que el Sauber de Pérez no marcó tiempo. Con esas premisas, la carrera se presentaba difícil para el francés, terminando de complicarse cuando en la salida se ve bloqueado por el Lotus cruzado en pista de Grosjean y tiene que bordearlo por la parte externa de la curva, lo que permite a los dos Marussia adelantarle por el interior. Cuando por fin consigue el hueco para pasar a Pic en la vuelta 13, la pelea entre ambos es aprovecha por el Sauber de Pérez para pasarles a los dos, sin ganancia de posición pues para el Toro Rosso. Así las cosas, entra en boxes en la vuelta 17 para intentar ganar con estrategia lo que no podía en la pista.

Y la idea funciona; aunque retorna al asfalto en penúltima posición, sólo por delante del HRT de Karthikeyan, cuando todos los monoplazas comienzan con sus paras a partir de la vuelta 27 Vergne inicia un ascenso imparable, en el que no sólo se beneficia de encontrarse pista limpia, sino que incluso nos deja dos valiosísimos adelantamientos a Pic en la vuelta 30 y a Pérez en la 33. En la vuelta 40 es 7º, en una zona de nadie situada entre los dos grandes grupos en los que se había dividido la carrera, haciendo casi pareja con el Mercedes de Schumacher que le precedía. En la vuelta 62 las cosas mejoraron con una avería del alemán, que le obligo a bajar su ritmo y permitió a Vergne adelantarle para colocarse 6º; apenas 15 vueltas restaban para meta y la hazaña parecía posible.

Desgraciadamente, sus neumáticos se destrozaron y terminaron con el sueño; recordemos que eran blandos y se habían colocado en la vuelta 17; 40 más allá, en la 67, la diferencia con el Force India de Di Resta era de 9 segundos; en la 68 era ya de tan sólo 4.4 y en la 69 de una sola milésima; en la 70 Vergne entra al garaje, perdiendo todo lo ganado con su arriesgada estrategia de carrera, reincorporándose a la pista en 11ª posición; el equipo se lo jugó el todo por el todo montándole neumáticos intermedios de lluvia a la vista de las gotas que en ese momento caían sobre Montecarlo, pero el agua no fue suficiente para empapar el asfalto y sus inadecuados neumáticos sólo sirvieron para que fuera adelantado en la vuelta 74 por el Sauber de Pérez. Hizo una buena carrera, con dos buenos adelantamientos a Pic y Pérez, sacando todo el partido a su estrategia mientras aguantaron los neumáticos; su degradación repentina le dejó sin capacidad de reacción y fuera de los puntos.

.- Heikki Kovalainen (13º): ----- > Valoración: EXCELENTE

Heikki Kovalainen durante la disputa del GP de Mónaco

Si hay un equipo que está deseando quitarse el sambenito de "equipo nuevo" para pasar a ser ya considerado uno más de la parrilla ése es Caterham. Llevan ya muchos GP entre el año pasado y éste navegando en zona de nadie, muy por encima de los Marussia y los HRT, ya cerca de los Toro Rosso pero aún claramente por detrás. Por eso cuando Kovalainen marcó en Q1 un tiempo sólo 47 milésimas superior al de Vergne seguro que todos en el equipo de Tony Fernándes pensaron que ésta podía ser su carrera. La ilusión se acrecentó cuando en la arrancada, gracias al accidente de Grosjean, Heikki se cuela por la escapatoria de Santa Devota y consigue ascender hasta la 13ª posición. Llegaba el momento de la verdad, con el McLaren de Button rabiando por detrás para pasarle y el Toro Rosso de Ricciardo por delante.

La carrera de Kovalainen fue excelente; en un circuito en el que las manos de piloto cuentan mucho, donde cada error se suele pagar con la retirada y donde el tráfico termina por desesperar a cualquiera después de 78 vueltas, el finlandés aguantó toda la carrera la posición sin aparentemente inmutarse, lo que es especialmente valorable en un piloto que habitualmente circula en solitario y sin ningún rival cerca carrera tras carrera. Porque tan meritorio fue mantener a Button a su espalda toda la carrera como no perder el ritmo del grupo que llevaba por delante, grupo en el que recordemos había gente tan importante como Räikkönen o Schumacher, que fueron los que marcaron el ritmo durante todo el primer parcial. Incluso una vez realizada su parada, la distancia respecto al monoplaza precedente, entonces el Williams de Senna, era de apenas 2 segundos. Precisamente ese buen ritmo, perfectamente equiparable al del resto de monoplazas de la clase media, fue el que le permitió mantener la posición frente a Jenson cuando el inglés retrasó su entrada a boxes 8 vueltas respecto a la suya.

A partir de la vuelta 40 empezaron sus problemas; ya no es capaz de mantener el ritmo de los monoplazas de delante y poco a poco se va descolgando, 9 segundos en la 45, 14 en la 55, 20 en la 68,... su Caterham estaba sufriendo los conocidos problemas de pérdida de ritmo durante la segunda mitad de la carrera que tanto le están penalizando este año. Pero Kovalainen era 13º y estaba dispuesto a defender su posición; no eran mancos los rivales que se la disputaban: Button, Ricciardo y un poco más allá Pérez. En la vuelta 71 el de McLaren se lanza a un adelantamiento muy complicado en la chicane de la piscina que le lleva a trompear y quedar fuera de carrera; a la siguiente es Pérez quien lo intenta en Santa Devota, ambos pilotos fuerzan la situación y terminan el mexicano trompeando y el finlandés tocándose ligeramente con su alerón delantero contra las protecciones; no llegó a desprenderse, pero sí quedó descolgado, añadiendo a su pilotaje una mayor complicación. Será en la vuelta 72 cuando por fin el Sauber consiga adelantar al Lotus en una arriesgada maniobra en la nouvelle chicane; tras el adelantamiento Heikki entró al garaje para sustituir su alerón delantero en la vuelta 73; no perdió posición, pero sí tiempo. Las claves de su carrera fueron dos: su magnífico ritmo mientras su mecánica aguantó, el mismo que marcaban por delante Räikkönen y Schumacher, y su valerosa defensa de la posición cuando su monoplaza comenzó a flojear frente a dos pesos pesados como Button y Pérez.

.- Timo Glock (14º): ----- > Valoración: REGULAR

Timo Glock durante la disputa del GP de Mónaco

Glock hizo valer su experiencia en el circuito de Montecarlo en clasificación, ciertamente no pudo acercarse a los Caterham, pero al menos pudo mantener detrás al HRT del español De la Rosa, que sí superó a su compañero Pic. En virtud de las penalizaciones de Pérez y Maldonado saldría desde la 19ª posición, pero su habilidad para coger la escapatoria de la primera curva ante el accidente de Grosjean le supuso ascender hasta la 15ª, por detrás del McLaren de Button. No pudo mantener el ritmo del grupo y rápidamente se va descolgando, hasta que en la vuelta 17 es adelantado por el Sauber de Pérez. Podía pensarse que en ese momento su carrera se convertiría en un girar y girar sin rivales a la vista, toda vez que Vergne venía bastante por detrás tras adelantar su parada con una estrategia diferente y Pic ya estaba a 4 segundos.

La emoción volvería tras su parada en la vuelta 30; Vergne aprovechó para pasarle, pero en la 34 Pérez tenía una convulsa entrada a boxes que le devolvía a pista por detrás del Marussia; para darle aun más emoción, el Sauber sería sancionado con un drive through que le arrojaría a la espalda de Pic en la vuelta 39. El mexicano no tarda en dar buena cuenta del francés, pero parece que el alemán se le resiste; 16 segundos les separaban en la vuelta 45, 6 en la 50, y a menos de uno en la 53. Glock se exprime al máximo tratando de defender su posición, pero tiene un toque contra una barrera y debe pasar por el garaje para sustituir su dañado alerón delantero, perdiendo la posición con el Sauber. Aunque tras su paso por el garaje le lleva a la espalda de Pic; un fallo eléctrico en el otro Marussia en la vuelta 64 le permitiría recuperar la posición, pero en definitiva no era más que la penúltima de los que terminaron, sólo por delante del HRT de Karthikeyan. Aunque se defendió como pudo, fue adelantado por Pérez una vez y en la segunda se accidentó, perdiendo sus posibilidades de lucir durante algunas vueltas.

.- Narain Karthikeyan (15º): ----- > Valoración: REGULAR

Narain Karthikeyan durante la disputa del GP de Mónaco

No se esperaba mucho de Karthikeyan en Mónaco, impresión que se corroboró al verle quedarse a 9 décimas de Pic en la Q1 del sábado mientras su compañero De la Rosa conseguía superar al Marussia. En carrera, su objetivo era más evitar problemas, a él y a todos los que se encontraran con él en la pista, y conseguir terminar el GP, algo que se presumía difícil no sólo por la complejidad de la pista monegasca sino por ciertos problemas de sobrecalentamiento del motor que el equipo español HRT había detectado en los entrenamientos. En la salida, uno de los momentos de mayor riesgo saliendo por delante de unos encorajinados Maldonado y Pérez, consigue salir indemne del lío de la primera curva para situarse en la penúltima posición, por delante primero de Kobayashi y después de Petrov cuando ambos tuvieron que entrar en el garaje, aunque finalmente los dos terminarían retirándose.

En la vuelta 16 ya es último, a 8 segundos del Marussia de Pic. Entonces llega hasta él Vergne, que realizaría en la vuelta 17 su primera parada. En la 22 es adelantado por el Toro Rosso y ya está a 16 segundos de los Marussia. Hace su parada en la vuelta 29, de la que sale en medio de los coches de cabeza; ahí termina su carrera en el aspecto competitivo, pues metido dentro del tráfico su mayor preocupación pasa a ser no molestar a los rivales, por lo que su ritmo se resiente. Aún con dos vueltas perdidas consigue terminar la carrera, sin sufrir ningún problema mecánico ni error de conducción y sin originar ningún problema a un monoplaza más rápido en el momento en que era doblado. Realizó una carrera digna, pero muy alejado de la verdadera carrera.

.- Jenson Button (16º): ----- > Valoración: MUY MAL

Jenson Button durante la disputa del GP de Mónaco

Esta vez parecía que Button había solucionado sus problemas de puesta a punto del McLaren cuando le vimos marcar el mejor tiempo en la P2 del jueves. Pero en clasificación volvió a fallar el piloto inglés y sólo pudo ser 13º en la Q2; las dos décimas de segundo que le separaron del tiempo de corte para entrar en la Q3 eran un mundo en Mónaco. No tenía más remedio que jugársela en la salida, uno de los pocos momentos en los que se puede adelantar en Montecarlo; y ahí se encontró con el problema del Lotus cruzado en pista de Grosjean; esquivarlo le retrasa dos posiciones, pero sobre todo le colocó por detrás el Caterham de Kovalainen, que se convertiría en su pesadilla durante toda la carrera. En principio, el monoplaza malasio no debería ser problema para un McLaren, pero las estrechas calles de Montecarlo unidas al buen ritmo que marcaba el finlandés se aliaron para bloquear el paso a Jenson, quien se resignó a esperar al cambio de neumáticos para adelantarle.

El Caterham entraría la garaje en la vuelta 30; Button estiró sus neumáticos blandos hasta la 38, pero no encontró la pista lo suficientemente limpia como para marcar buenos tiempos, pues por delante llevaba al Toro Rosso de Ricciardo con una estrategia de paradas similar a la suya; detrás del australiano su ritmo mejoró, pero no lo suficiente como para batir el que en esas mismas vueltas marcó el Caterham con neumáticos nuevos y rodando al ritmo que le imponía el Williams de Senna. Cuando vuelve a la pista tras su parada se encuentra aún por detrás de Kovalainen, para su desesperación. A partir de la vuelta 40 el Caterham empieza a perder ritmo y se va descolgando del grupo, lo cual aún complica más la carrera de Jenson; no consigue encontrar el hueco para pasar, en una demostración de impotencia al volante, y cuando por fin se lanza a por todas elige mal la ocasión, en la chicane de la piscina, resultando su monoplaza el más perjudicado al trompear en plena curva y quedar fuera de carrera; era la vuelta 70. Hizo una muy mala carrera Button, que empezó en una mala clasificación, siguió con su incapacidad para adelantar a Heikki y terminó con su McLaren fuera de carrera por un error de pilotaje.

.- Daniel Ricciardo (17º): ----- > Valoración: MAL

Daniel Ricciardo durante la disputa del GP de Mónaco

El accidente del Sauber de Pérez en Q1 permitió a los dos Toro Rosso clasificarse para la Q2 aunque fuera para ocupar las dos últimas posiciones, si bien Ricciardo quedó por delante de su compañero Vergne. Nada hacía suponer que fuera a tener una buena carrera salvo circunstancias extraordinarias, pero una de esas circunstancias se produjo en la misma recta de salida y el joven piloto australiano supo aprovechar el percance de Grosjean para colarse hasta la 12ª posición por el interior de Santa Devota. En esa posición los puntos ya no estaban tan lejanos, más aún cuando el Toro Rosso es perfectamente capaz de mantener el ritmo del Lotus de Räikkönen que lideraba el grupo. Quizás por ello el equipo le ordena conservar posición para tratar de ganar puestos retrasando la parada en el garaje; la idea no era mala, pero era sobrevenida y no prevista inicialmente, pues Ricciardo había salido a la parrilla con las gomas súperblandas.

En un primer momento la idea funciona y el ritmo del Toro Rosso mejora al verse con pista limpia, pero pronto empieza a marcar tiempos superiores a los de sus rivales con gomas nuevas; no en vano entró a boxes en la vuelta 40, demasiadas para el compuesto más blando de la gama. Cuando retorna a pista lo hace en 15ª posición, por detrás el McLaren de Button y del Caterham de Kovalainen. Sin poder atacar al inglés, parece concentrarse en conservar sus neumáticos, pero fue una tarea infructuosa toda vez que en la vuelta 65 tuvo que abandonar por un problema en la dirección de su monoplaza. Hizo una buena salida, pero su estrategia de carrera se basaba en hacer unas buenas vueltas entre la 31 y la 40 y no fue capaz de ganar posición alguna, al revés, las perdió frente al Caterham y al McLaren.

.- Charles Pic (18º): ----- > Valoración: MAL

Charles Pic durante la disputa del GP de Mónaco

El debut de Pic en Mónaco al volante de un F1 era una incógnita que no tardó mucho en desvelarse, ya el sábado en Q1 se vio superado por el HRT del español De la Rosa. Es la del Principado una carrera muy difícil la primera vez que te subes a un F1 para correr por sus estrechas calles, y en clasificación, donde cada centésima de segundo cuenta, el francés pagó su inexperiencia. En carrera sin embargo estuvo muy vivo en la salida para irse detrás de su compañero Glock por la escapatoria interna de la primera curva, lo que le permitió esquivar al Lotus de Grosjean y ganar unas cuantas posiciones, hasta la 16ª. Consiguió defenderla durante 12 vueltas, pero en la 13ª es adelantado por Pérez y Vergne, que le relegan a la antepenúltima posición, que será la penúltima tras la retirada de Petrov en la vuelta 15. Su carrera podía haber terminado ahí, pues ya el HRT de Karthikeyan estaba muy atrás, pero Mónaco es un GP especial y en la vuelta 18 el Toro Rosso de Vergne se descuelga hasta la cola del pelotón merced a su temprana parada en el garaje. Ello dotó de cierta emoción a la carrera de Pic hasta la vuelta 29, en la que adelantado por su compatriota.

Tras su parada en la vuelta 33 vuelve a tener otra oportunidad de lucirse con la sanción a Pérez, que le retrasa por detrás del Marussia en la vuelta 39. Conseguirá mantener al Sauber por detrás hasta la vuelta 45, en la que es definitivamente superado. Y por fin será su propio compañero Glock quien caiga a su espalda en la vuelta 54, tras tener que sustituir su alerón delantero. Nueva defensa de su posición por Pic, que se resolverá desgraciadamente con su retirada por un fallo eléctrico en la vuelta 64. Disfrutó de una carrera muy disputada, en la que casi en cada vuelta tenía un monoplaza más rápido por detrás intentando adelantarle; salvo un pequeño desliz frente a Pérez en el primer parcial, lo cierto es que pilotó con solvencia y sin errores, aunque no es menos cierto que no ganó ninguna de sus batallas, debiendo claudicar en todas. No lució en Mónaco, un circuito que en principio debería haberle favorecido para demostrar sus habilidades al volante.

.- Michael Schumacher (19º): ----- > Valoración: BIEN

Michael Schumacher durante la disputa del GP de Mónaco

En una de las Q3 más disputadas en Mónaco de los últimos años, cuando enderezar o girar el volante medio segundo antes o después significaba varios puestos en la parrilla de salida (3 décimas de diferencia entre los 5 primeros), el mejor tiempo lo marcó Schumacher; no puedo elegir lugar mejor para volver a lo más alto del podio, aunque fuera en clasificación. Si alguien dudaba de las facultades del alemán, el talento no se pierde, en las calles de Montecarlo dio un auténtico repaso a toda la nueva generación de pilotos, muchos de los cuales crecieron viéndole en la TV ganar sus primeras carreras cuando eran aún niños. Es evidente que a Michael aún le queda cuerda para rato, es impresionante ver su aspecto físico, y si hay dudas sobre su continuidad el año que viene no tienen más apoyo que su motivación y sus ganas, pues el piloto está en plenitud de facultades.

Desgraciadamente arrastraba una sanción desde el GP de España que le relegó a la 6ª posición en la parrilla de salida. En la arrancada se pega al extremo izquierdo de la pista para tratar de ganar posiciones, y allí se encuentra con el Lotus de Grosjean, que topa contra su neumático delantero derecho. El Mercedes parece salir ileso del golpe, pero pierde la posición con Massa, Vettel y Räikkönen. Detrás del Lotus se ve impotente para adelantarle y no puede evitar que el grupo de cabeza se les escape vuelta a vuelta ante la falta de ritmo del finlandés. Cuando el Lotus entra en boxes en la vuelta 29 Michael permanece en pista tratando de ganar el tiempo suficiente para salir por delante de él en su parada; finalmente entrará en la vuelta 34 y efectivamente lo hace a sobrada distancia de Kimi, pero el grupo de cabeza circulaba ya a 20 segundos de diferencia. Con buen ritmo, muy similar al de los pilotos de punta, estabiliza la diferencia con el grupo de cabeza, mientras por detrás mantiene a una distancia de seguridad al Toro Rosso de Vergne.

A partir de la vuelta 60 comienza a reportar problemas mecánicos a su ingeniero, y su ritmo decae a ojos vista; en la vuelta 62 es adelantado por Vergne, en la 63 por Di Resta, que le ha recuperado 13 segundos en 3 vueltas, y en la 64 se retira al sentirse ya un estorbo en pista cuando el segundo grupo se le echa encima. Al parecer el problema de su motor residía en la bomba de combustible, lo que explicaría la falta de potencia repentina. Su carrera no fue demasiado buena, perdió el ritmo de la cabeza ,a verse bloqueado detrás del Lotus de Kimi en el primer parcial, pero su primer puesto en la Q3 queda para la historia, para la suya personal y para la de la F1; ya es el único piloto que ha sido capaz de ganar clasificaciones en tres décadas diferentes; le veremos ser el único que haya ganado carreras con 20 años de diferencia entre ellas.

.- Vitaly Petrov (20º): ----- > Valoración: Sin calificar

Vitaly Petrov en la parrilla del GP de Mónaco

Partía en carrera con la misma ilusión de su compañero, sabiendo que podía hacer algo grande en Mónaco porque su Caterham tenía un ritmo muy competitivo. El sábado en clasificación 9 décimas separaron su tiempo del Kovalainen, pero Petrov sabía que en Montecarlo todo era posible; desgraciadamente para el ruso, a el le tocó la cáscara amarga; en la salida se toca con el Sauber de Pérez y rompe su alerón delantero. Trata de mantenerse en pista para no arruinar su carrera, pero finalmente se ve forzado a entrar en boxes en la vuelta 3. Se reincorporaría a la carrera en la última posición, por detrás del HRT de Karthikeyan, pero antes de conseguir siquiera contactar con él debe retirarse por un problema eléctrico en su monoplaza, quedando inédito en este GP de Mónaco.

.- Kamui Kobayashi (21º): ----- > Valoración: Sin calificar

Kamui Kobayashi en la parrilla del GP de Mónaco

Aunque el sábado se quedó cortado en la Q2, las diferencias eran tan mínimas que partía el domingo con todas las esperanzas de poder hacer una buena carrera a poco que la suerte le acompañara; pero la suerte no acompañó a Kobayashi, fue el único monoplaza que no pudo esquivar al Lotus de Grosjean al encontrárselo justo delante en la misma recta de salida completamente cruzado; sus neumáticos delanteros se subieron por encima del Lotus y el Sauber despegó literalmente del suelo. Tras un brusco aterrizaje, afortunadamente al piloto no le sucedió nada, el monoplaza sí se vio muy tocado en sus suspensiones. Consiguió terminar la primera vuelta y llegar hasta el garaje para ser reparado, pero el daño era demasiado grave; aunque volvió a pista se retiró definitivamente en la vuelta 5 al ser su monoplaza muy difícil de pilotar por el ya referido daño en sus suspensiones.

.- Pedro de la Rosa (22º): ----- > Valoración: Sin calificar

Pedro de la Rosa durante la disputa del GP de Mónaco

Tenía muchas ganas De la Rosa de disputar el GP de Mónaco; sabía que en este circuito las prestaciones de los monoplazas se igualan y son las manos de los pilotos las que suelen marcar la diferencia, para bien o para mal. Su teoría parecía confirmarse tras la clasificación del sábado, en la que consiguió superar al Marussia de Pic y quedar a sólo décima y media de segundo del de Glock. Además, que por detrás de él fueran al salir al fondo de la parrilla Maldonado y Pérez le garantizaba cobertura televisiva en las primeras vueltas de carrera y Pedro no estaba dispuesto a perdérselas. La fortuna, empero, tenía otros planes para él. Al llegar al barullo que se formó con el trompo de Grosjean, De la Rosa frenó antes de decidir qué decisión tomar y el Williams de Maldonado que venía por detrás se lo llevó por delante, dañando toda su parte trasera. Pedro consiguió llegar al garaje, pero la reparación fue imposible y tuvo que abandonar.

.- Pastor Maldonado (23º): ----- > Valoración: PÉSIMO

Pastor Maldonado en la parrilla del GP de Mónaco

El ganador del GP de España llegaba a Mónaco pleno de moral y ganas de hacer algo grande en uno de sus circuitos preferidos desde las categorías inferiores. Y la verdad es que el jueves en los entrenamientos libres dejó claro que su Williams también iba bien en las calles de Montecarlo, firmando dos 5º lugares; pero todo empezó a torcerse en la sesión de entrenamientos libres del sábado previa a la clasificación. En una de sus vueltas lanzadas Maldonado se encuentra al Sauber de Pérez a ritmo lento en la bajada hacia el túnel; le adelanta sin problemas pero tratando de perder el menor tiempo posible ciñe su trazada a la del mexicano y terminan tocándose, lo que resulta en una sanción de 10 posiciones en la parrilla de salida para Pastor.

No terminarían ahí sus problemas; en la misma sesión una vuelta más tarde se pega demasiado a las protecciones al tomar la curva del Casino y es lanzado contra el lado contrario, destrozando el alerón delantero y perdiendo un neumático trasero, al menos a primera vista. Lo peor estaba un poco más escondido, de resultas del impacto dañó su caja de cambios que tuvo que ser reemplazada para la disputa de clasificación y carrera, lo que motivó una sanción adicional de pérdida de 5 posiciones en la parrilla de salida de carrera. Aunque luego lograra Pastor un muy meritorio 9º puesto en la Q3 se vería relegado a salir desde la última posición de la parrilla del domingo.

Las cosas no mejoraron en carrera; en la misma recta de salida se ve situado detrás el HRT del español De la Rosa, pero quizás tapado en las últimas posiciones no es consciente del trompo de Grosjean, y cuando Pedro frena al llegar al Lotus Maldonado se lo lleva por delante, destrozando su alerón delantero y debiendo retirarse de la carrera. Son comprensibles sus ganas de hacerlo bien, de confirmar su categoría en el circuito de piloto por excelencia del Mundial, pero lo cierto es que cometió muchos errores que terminaron por dejarle primero en la última posición de la parrilla de salida y después fuera de carrera antes de la primera curva. Completó así todo un cúmulo de despropósitos que no sólo arruinaron su carrera, también destrozaron las posibilidades tanto de Pérez como de De la Rosa.

.- Romain Grosjean (24º): ----- > Valoración: MUY MAL

Romain Grosjean en la parrilla del GP de Mónaco

Empieza a ser preocupante lo de este piloto; su talento es indiscutible, no puede ser un cualquiera alguien que le gana 5 de 6 clasificaciones a Räikkönen, menos aún cuando entre dichas clasificaciones se encuentra la del GP de Mónaco. Si además tenemos en cuenta que entre los derrotados por Grosjean en la Q3 estuvieron pilotos como Alonso o Vettel, aunque éste último por no marcar tiempo, la conclusión es que nos encontramos ante una de las más firmes promesas de la F1 actual... en cuanto a talento. Si ahora consideramos que de seis GP que llevamos este año en tres de ellos ha tenido que retirarse como consecuencia de accidentes en las 2 primeras vueltas provocados por él, creo que la famosa frase que el piloto de Moto GP Casey Stoner le dedicó a su rival Valentino Rossi -"Tu ambición es mayor que tu talento"- tras un encontronazo en la pista entre ambos es perfectamente aplicable al francés de Lotus.

Porque el accidente sufrido en Mónaco por Grosjean, aún siendo culpa suya, le puede pasar a cualquiera; pero llueve sobre mojado. Salió mal Romain y pronto el Ferrari de Alonso se puso a su altura por la derecha mientras el Mercedes de Schumacher lo hacía por la izquierda. Encajonado entre ambos, no tuvo el pulso suficiente para mantener su monoplaza recto y primero se tocó ligeramente con el Ferrari y al intentar evitar un impacto mayor se echó hacia su izquierda para golpear fuertemente al Mercedes, perdiendo en el golpe su neumático trasero izquierdo y con él el control de su monoplaza, que se marcó un espectacular trompo cuando llegaba a él todo el pelotón. Como decía, este error es disculpable, hemos visto cientos de toques en la salida del GP de Mónaco al llegar a Santa Devota; pero que sea el tercero similar en seis carreras no lo es.

El rapidísimo piloto francés tiene que darse cuenta que correr no es sólo pisar el acelerador y el freno, también es situarse en la pista, sobre todo en las primeras vueltas de cada GP, cuando aún todos los monoplazas van muy juntos. Hay que saber cuándo has perdido una posición y el riesgo de disputarla no compensa con toda una carrera por delante. Hay que identificar los momentos en los que lo inteligente es frenar un poco para seguir en carrera. Y sobre todo tiene que darse cuenta que este año su monoplaza es ganador a poco que lo cuide, no necesita jugarse el todo por el todo en los primeros metros de cada GP. Queda mucho Mundial, en sus manos está que su talento le gane o su ambición le pierda.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.

Relacionados

Trazado del circuito de

Mónaco Mónaco 2012

27/05/2012