Menú

Próximo GP: Hungría 2020 | Cuenta atrás:

Buscar

MARUSSIA O CATERHAM

Análisis F1 2013: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla?

Análisis F1 2013: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla?

Daniel Gorbe    5 de Mayo 2013 13:53

82 comentarios

Análisis F1 2013: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla?

Llegar a la F1 no es una tarea fácil, de hecho sólo unos cuantos privilegiados son capaces de hacerlo, y con la juventud e ímpetu de un 'rookie' las ganas de demostrar que tienes un talento especial y que mereces tu lugar en la parrilla de F1 no se hacen esperar. Llegar a los puntos, realizar algún adelantamiento digno de recordar o pasar a la siguiente ronda de la clasificación son objetivos muy presentes en los pilotos que debutan en la máxima categoría del automovilismo, por ello es difícil asumir que en tu temporada de debut estos objetivos serán inalcanzables debido al rendimiento de tu monoplaza. Por ello, algunos pilotos descartan automáticamente la posibilidad de debutar en equipos como Caterham o Marussia, en los que ser doblado en carrera o caer en la Q1 es algo casi inevitable. Uno de los ejemplos más recientes es el de Davide Valscchi, piloto reserva del equipo Lotus, quien afirmó recientemente que prefiere su posición en el equipo de Enstone que competir con uno de los equipos mencionados anteriormente.

Así, vamos a señalar algunos datos que pueden dar respuesta a la pregunta que encabeza este análisis: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla? Pues bien, como hemos dicho al comienzo de este artículo, formar parte de la parrilla de la F1 no es tarea fácil, de hecho este año sólo son 22 los pilotos que han conseguido un asiento titular, y hay que destacar eso para comprender que no se puede pretender debutar en la F1 con los mejores equipos, aunque algún afortunado como Lewis Hamilton lo consiguiera compitiendo en 2007 para el equipo McLaren, se trata de casos aislados. Estar dentro de la Fórmula 1 es más importante de lo que parece, lo vemos con los constantes cambios de equipo de algún ingeniero como James Key, estar metido en el Gran Circo te pone en el punto de mira de equipos, aficionados y prensa, y es el buen o mal trabajo de cada piloto al volante el que determina su reputación y futuro en el 'paddock' más que el monoplaza que pilota. Un caso muy curioso que demuestra esta última afirmación es el de Heikki Kovalainen, que mejoró considerablemente su 'status' como piloto en sus tres años en Caterham, en los que su mayor logró fue meterse en Q2 en varias ocasiones, que rodando en las posiciones de puntos con el equipo McLaren durante las temporadas 2008 y 2009.

Análisis F1 2013: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla?

El debut de Fernando Alonso con el equipo Minardi

Fernando Alonso, Bicampeón del Mundo y piloto actual del equipo Ferrari, es el mejor ejemplo de la parrilla actual por la cuál algunos pilotos deberían valorar de forma positiva hacer su debut en la F1 con un equipo poco competitivo, como Caterham o Marussia. El piloto asturiano debutaba en la máxima categoría con el equipo Minardi durante la temporada 2001, un equipo que por su modesto presupuesto luchaba más por sobrevivir que por competir en la F1.

En el equipo italiano, el piloto español tuvo que acostumbrarse a ser doblado 2 o 3 veces en carrera, clasificar en las últimas filas de la parrilla y sufrir todo tipo de infortunios mecánicos. Sin embargo, eso no le impidió poder brillar en pista en más de una ocasión, como en el GP de Alemania 2001, en el que llegó a la 10ª posición en carrera o marcarse algún gran adelantamiento en pista como al BAR de Oliver Pannis en el GP de Japón 2001. El final de la historia todos lo conocemos, ese año le dio el pasaporte al equipo Renault en 2002 como piloto probador, para en 2003 empezar a marcar historia consiguiendo la primera 'pole position' y podio de un español en el GP de Malasia 2003, y la primera victoria en el GP de Hungría 2003. Y, aunque sus registros aún están por crecer, dos Campeonatos del Mundo, 31 victorias, 88 podios, 22 'pole positions' y 19 vueltas rápidas son motivos de sobra para replantearse ese desprecio inicial de pilotos como Valsecchi por debutar en un equipo modesto.

Análisis F1 2013: ¿Vale la pena debutar en un equipo de final de parrilla?

El debut de Daniel Ricciardo con el equipo Hispania

Ahora nos vamos a un caso mucho más actual, el debut de Daniel Ricciardo con el equipo Hispania en el GP de Gran Bretaña 2011. El piloto australiano se enfrentaba a la difícil situación de debutar en la F1 desde el programa de jóvenes pilotos de Red Bull en el F111, probablemente el monoplaza con peores prestaciones de la parrilla. Ante el 'overbooking' en el equipo Toro Rosso, el australiano debería intentar demostrar que tenía las capacidades necesarias para desbancar a uno de los pilotos titulares del equipo de Faenza. Objetivo que finalmente logró con un 18º puesto en carrera y 21º en clasificación como mejores resultados en 10 Grandes Premios, y con el plus añadido de haber superado en varias ocasiones a un compañero de equipo tan experimentado como Vitantonio Liuzzi.

Así, en 2012 conseguía convertirse en piloto titular del equipo Toro Rosso, en el que tuvo la oportunidad de competir de tú a tú con la mayoría de pilotos de la parrilla y llegar a la zona de puntos en varias carreras. Ahora incluso se rumorea con su posible llegada al equipo Red Bull, equipo que tiene potencial para permitirle luchar por todo tanto en clasificación como en carrera.

Jules Bianchi destaca con Marussia

Y si queremos analizar un caso más actual en el que podría ser un acierto haber tomado la decisión de debutar con un equipo modesto como Marussia, aún teniendo la opción de seguir otro año como piloto reserva de Force India, entonces hay que hablar del 'rookie' Jules Bianchi. Tras varios años como piloto reserva de Force India y miembro destacado de la Ferrari Driver Academy, el piloto francés no podía esperar más para su debut en el Gran Circo y tomó la decisión de fichar por el equipo anglo ruso, que ofrecía pocas garantías. Sin embargo, y a pesar de no haber logrado puntuar ni pasar a la Q2, el nombre de Bianchi ha sonado mucho más que el de otros debutantes como Valtteri Bottas, piloto que debuta en la F1 con Williams. Aunque sólo han pasado 4 Grandes Premios, podemos destacar su gran rendimiento en clasificación, en la que estuvo muy cerca de monoplazas de la clase media: en el GP de Australia clasificó 19º a tan sólo 4 décimas del Sauber de Gutiérrez y en el GP de Malasia clasificó en la misma posición a sólo 2 décimas del Williams de Bottas.

Nombrando los ejemplos más recientes de pilotos que subieron a equipos más competitivos tras un debut en un equipo de final de parrilla, y viendo la gran expectación mediática que ha levantado en las últimas semanas las actuaciones de Jules Bianchi, parece claro que debutar en un equipo de final de parrilla como Caterham o Marussia es una opción tan valida como otra cualquiera para labrarse un futuro brillante en la F1.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.