Menú

Próximo GP: Abu Dabi 2018 | Cuenta atrás:

Buscar

Lance Stroll: "Así es la suerte en el automovilismo, es cuestión de acertar o fallar"
EL CONSUELO DE ACABAR

Lance Stroll: "Así es la suerte en el automovilismo, es cuestión de acertar o fallar"

Lance Stroll: "Así es la suerte en el automovilismo, es cuestión de acertar o fallar"

Sandra Molina    9 de Julio 2018 02:08

3 comentarios

El equipo inglés no está en su mejor temporada, este fin de semana aterrizaba en su Gran Premio de casa con más dificultades que elementos positivos a favor. La sesión de clasificación no solucionaba nada para los de Grove, los pilotos manifestaban los problemas para mantener su monoplaaza bajo control y dos salidas de pista confirmaban los grandes problemas que en Williams atraviesan. La jornada de domingo no comenzaba de mejor manera para ellos, puesto que tanto Lance Stroll como Sergey Sirotkin tuvieron que comenzar la carrera desde la calle de boxes. Lo que para su director técnico, Paddy Lowe, no se traducía en una gran situación para la escudería. En Williams fijaron un plan de carrera y lo llevaron a cabo hasta la aparición en pista del coche de seguridad, que tiró por tierra todo su programa. Lance Stroll había parado justo una vuelta antes primer coche de seguridad y Sergey Sirotkin tuvo que afrontar la marcha del Safety Car con el neumático menos indicado. Por lo que los Williams acabaron la carrera luchando entre ellos sin opciones a plantar cara a sus rivales y cerrando la clasificación.

La suerte en el automovilismo es así, cuestión de acertar o fallar; así lo describía el piloto canadiense al finalizar la décima prueba del campeonato. Stroll considera que probablemente hoy puntos podrían haber sido posibles si la suerte hubiera decidido sonreír al equipo. En los momentos finales de la prueba podía observar por delante de él a sus rivales, no muy lejos de él, por lo que el canadiense se queda con la parte positiva de un duro y complicado fin de semana en tierras inglesas. Para Sergey Sirotkin la carrera fue más decepcionante, así lo expresaba el propio piloto al bajarse de su monoplaza. La falta de ritmo, las dificultades con la gestión de neumáticos y la estrategia, más los coches de seguridad acabaron truncando las esperanzas del piloto. Entre tanta dificultad desde Williams intentan buscar algún consuelo agradable, y el Gran Premio de Gran Bretaña fue lograr cruzar la línea de meta con sus dos monoplazas.

williams

Lance Stroll (13º - 0 puntos):

"Al principio estaba bastante ajustado, especialmente para Sergey, que estaba delante de mí en el pit-lane. ¡Fue una experiencia diferente! Creo que tuve mala suerte y nuestra carrera podría haber sido mucho mejor, ya que entré en la vuelta 31, una vuelta antes de la salida a pista del coche de seguridad. Esto fue después de que hiera una buena primera parte, así que es una lástima, si hubiera hecho otra vuelta, probablemente hubiera ganado algo de tiempo al hacer la parada bajo el safety car y tal vez podríamos haber terminado en los puntos. De todos modos, así es la suerte en el automovilismo y es cuestión de acertar o fallar. El resto estuvo bien y hoy estábamos siguiendo el tren. Al final pude ver algunos coches delante de mí no muy lejos, así que eso estuvo bien".

Sergey Sirotkin (14º - 0 puntos):

"Fue una carrera muy dolorosa, la primera mitad no se veía tan mal. Creo que tuvimos una gestión de neumáticos razonable con el neumático de clasificación. Aún así, le faltaba bastante ritmo, pero al menos todo estaba bajo control. Luego, hicimos una parada en boxes con la esperanza de tener un buen segundo tramo que fuera más corto y más rápido, pero desafortunadamente nos tuvimos que enfrentar a bastantes banderas azules y los coches de seguridad hicieron las cosas fueran más difíciles para el neumático. Finalmente, en el relanzamiento me quedé con un compuesto más duro, mientras que todos los monoplazas a mi alrededor tenían un compuesto más blando y en buena temperatura, era muy doloroso estar allí como piloto y correr hasta la bandera. En general, muy decepcionante".

Paddy Lowe, director técnico de Williams:

"No es una gran situación, llegar al GP de Gran Bretaña el día de la carrera con dos coches que comienzan en el pitlane. No somos muchos los equipos que hemos empezado con un monoplaza en el pitlane, y mucho menos dos. Así que fue una experiencia nueva e involucramos algo de logística especial, especialmente para el tiempo de preparación de la salida Ambos coches se escaparon limpiamente, apareciendo en el pelotón de la carrera y se lograron adaptar en un plan de carrera que transcurría exactamente de acuerdo con el plan que habíamos establecido. Sergey en el período más breve con el neumático blando, y Lance en un período más largo en el neumático medio. El plan fue interrumpido por los dos coches de seguridad, pero decidimos mantenernos en el plan para que los dos monoplazas pudieran competir entre sí de acuerdo con sus diferentes estrategias".

"Durante el segundo Safety Car, le dimos a Sergey la opción de llevar otro juego de neumáticos, ya que se quejaba de la vibración del neumático, pero optó por permanecer en la lucha con Lance. Sin embargo, finalmente perdió la posición cuando el coche de seguridad apagó las luces y se marchó de la pista. Fue un buen trabajo para el equipo y los pilotos conseguir acabar con los dos coches en casa, pero una vez más, no en las posiciones que nos gustaría".

Comparte esta noticia
Artículos recomendados

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.

Relacionados

Uso de cookies: Este sitio usa cookies propias y de terceros para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa en el mismo, consideramos que acepta su uso. Aquí obtendrá más información sobre las cookies.x