Menú

Próximo GP: Abu Dabi 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Catar 2021
GRAN CARRERA

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Catar 2021

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Catar 2021

Martín Yuguero Rafar   25 de Noviembre 2021 15:32

Comentarios

El primer Gran Premio de Catar en la historia de la Fórmula 1 ha sido un gran espectáculo, aunque hubo un equipo que tuvo una repercusión mayúscula. De la mano de Fernando Alonso, Alpine estuvo a un gran nivel y fue posible obtener uno de los mejores resultados de la temporada, la tercera y la quinta posición de sus pilotos. Como en cada Gran Premio, os traemos nuestra opinión del pasado fin de semana en Losail.

briefing

Sandra Molina: "Por suerte no dieron una con las predicciones"

Cuando el Gran Premio de Catar saltó a escena todo se vendió de forma un tanto negativa, pues se trataba de un circuito enfocado al motociclismo, adelantar iba a ser un reto imposible, vamos que posiciones invariables. Y así nos lo pintaron en lo que al panorama de Catar se refiere. Pero el fin de semana arrancó y lo que fuimos viendo fueron unos límites de pista que no tenían piedad con aquel piloto que osaba a salirse mínimamente de la trazada. Y lo siento por el bolsillo de los equipos, pero Losail demostró que cuando dirección de carrera no sabe establecer los márgenes un buen sistema delimitando la zona de juego es infalible.

A grandes males, grandes remedios, vimos elementos volar, pero al menos no cerramos el capítulo con maniobras absurdas y decisiones aleatorias fuera de pista. El sábado no nos libramos de la polémica, la bandera amarilla provocada por Gasly acarreó sanciones para aquellos que no supieron, o no quisieron levantar el pie. Entre ellos Max Verstappen, y Red Bull puede llorar o patalear todo lo que quiera, pero no levantar con bandera amarilla me parece bien sancionado, sea Max, Valtteri o Mazepin aunque creo que el ruso hubiera recibido de brazos abiertos el castigo si eso significaba estar en Q3, pero no era el caso, tan solo un ejemplo de nombres.

Si la FIA o dirección de carrera quiere ganarse el respeto deberían sancionar también por las palabras de Marko y Horner, no quedarse en reprimenda. Pero ya sabemos cómo funciona el Gran Circo. Dejando esto a un lado y centrándonos en la carrera, debo decir que Hamilton estuvo de 10, ni una sola cuestión que se le pueda reprochar, no es el favorito al título, pero está danto todo lo posible por dar la vuelta a la situación. Verstappen, quitando la tontería del sábado, tuvo un domingo de 10 también, más no podía hacer y minimizó daños a la perfección llegando segundo. Otro que estuvo 10 fue Fernando Alonso, el español se aferró al podio y aunque sepamos que no era el lugar lógico, fue emocionante verle volver a conseguirlo, disfrutar del podio junto a dos grandes.

Puede que algunos digan que Pérez le habría pasado, pero eso no pasó, no llegó a alcanzarle y así son las carreras, no solo el factor del potencial entra en juego. El asturiano dio todo lo que tenía para iluminar las caras de aquellos que en antaño le llamaban Magic. Quizá esta vez no fuera cosa de magia, pero Catar entró con dudas al calendario, improvisando, pero con un buen sabor de boca una vez las luces se apagaron. Ahora solo quedan dos citas más y en la siguiente Max Verstappen podría alzarse con el título en un nuevo estreno de trazado.

Cristian Rodríguez: "Losail le devolvió a Alonso el protagonismo que merecía"

Por una vez, me alegro de que las expectativas no se cumplieran. Muchos vaticinaban un Gran Premio de Catar con muy pocos adelantamientos; algunos incluso anticipaban una carrera sin emoción, pero nada más lejos de la realidad. ¡Y qué alegría! Ya desde el sábado la competición apuntaba alto, sin embargo, la jornada del domingo fue el culmen a un fin de semana de altos vuelos. Espectacular Lewis Hamilton, que se vistió de héroe sin capa para barrer de la pista a todos sus rivales y brindarnos una de sus mejores actuaciones del año. El heptacampeón del mundo estaba sometido a una gran presión, pero supo librarla sin parpadear y nos hizo recordar a aquel piloto que se paseaba por los circuitos consiguiendo victorias y Mundiales. Ojo con él, porque depende de sí mismo para alzarse con la octava corona. Si gana las dos pruebas que faltan, será campeón del mundo, y conociendo su gen competitivo, no me cabe la menor duda de que lo hará. En estos momentos, para mí es el gran favorito a conquistar el título. Frente a él se encuentra un Max Verstappen que poco pudo hacer en territorio catarí. Muy buena remontada, casi en tiempo récord, aunque de poco le valió, ya que en ningún momento pudo replicar el ritmo del de Mercedes. El RB16B parece haberse desinflado, o en todo caso, ya no es lo suficientemente fuerte, y eso le puede costar al '33' su sueño de entrar en el selecto club de grandes nombres de la Fórmula 1. Sé que dará mucha guerra, no obstante, le veo un paso por detrás, si bien esta temporada ya hemos visto lo que pueden cambiar las cosas de un trazado a otro.

Pero vayamos al gran protagonista de la jornada: el Nano, Fernando Alonso. Brillante, estratosférico y todos los adjetivos que se le quieran dar. Actuación majestuosa del piloto de Alpine, que dejó sin aliento a los aficionados, subiéndose a un podio que se vendió muy caro, pues salvo el pinchazo de Valtteri Bottas, no se dio ninguna situación extraña que le "regalara" puestos en la tabla. Él se lo cocinó y él mismo se comió un gran tercer puesto que llega tras siete años en blanco. Muy merecido se lo tiene el español. Por otro lado, una vez más Sergio Pérez y Bottas no jugaron el papel que se esperaba de ellos. El mexicano falló el sábado y enmendó los errores en carrera, pero no fue suficiente, mientras que el finlandés la lió al no respetar las banderas amarillas en la Q3 y luego tuvo la mala suerte de pinchar el neumático delantero izquierdo cuando iba encaminado hacia un podio cómodo. Sigo esperando que uno de ellos se convierta en el hombre decisivo en la batalla final, sin embargo, las balas en la recámara se agotan. Entretanto, discreto domingo para los Ferrari, más centrados en gestionar gomas que en pisar el acelerador. Les valió para salir de Losail con el tercer puesto del Mundial de Constructores bajo la manga, pero sigue siendo insuficiente para un equipo de tal calado.

Martín Yuguero: "Alpine y Alonso, los más grandes en Losail"

La primera jornada del equipo francés había sido discreta en Catar, aunque las sensaciones de Fernando Alonso y Esteban Ocon habían sido más que decentes en la primera toma de contacto en un circuito desconocido. Las posiciones no reflejaron la realidad en absoluto, la competitividad del A521 no se podía enseñar el viernes, el plan era sorprender a todos a partir del sábado. McLaren, Ferrari y uno de los Alpha Tauri son los que suelen estar en las posiciones altas de la zona media, pero había mucho por descubrir todavía. El resultado de la clasificación había sido totalmente inesperado, la vuelta de Q3 del bicampeón rozó la excelencia, el quinto puesto era fantástico, pero si miramos más detenidamente, se quedó a 30 milésimas de Gasly y a un par de décimas del Mercedes de Bottas.

En el día de la carrera, todo estaba preparado para presenciar una nueva batalla entre Hamilton y Verstappen. Sin embargo, los comisarios volvieron a tener cierto protagonismo y la penalización en parrilla al neerlandés y a Valtteri hizo que Fernando escalara a la tercera plaza. Su objetivo no era defenderse, sino jugar sus cartas con inteligencia y aprovechar esta oportunidad para llevar un gran resultado a casa. La defensa que tuvo al intento de adelantamiento de Verstappen y la pasada a Gasly había puesto de manifiesto que el español no se iba a conformar con lo que tenía. Era de esperar que el líder del Mundial le superara más adelante, pero Alpine y el bicampeón hicieron todo lo posible para defender el tercer puesto de los ataques de Pérez y Bottas.

Una sorpresa positiva había sido la caída del finlandés por ese pinchazo, mientras que Checo no tuvo la fortuna de su lado por ese Virtual Safety Car, a pesar del gran ritmo que tenía al volante del RB16B. Al final y para alegría de muchos, Fernando regresó al podio, una actuación brillante, tanto de su equipo, como de él mismo para ser la segunda gran hazaña de la temporada, la anterior fue la victoria de Esteban en Hungría. Lo sucedido en Catar ha sido algo puntual, ojalá que la parrilla se comprima en 2022 y podamos disfrutar de carreras tan apasionantes.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.