Menú

Próximo GP: Australia 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Baréin 2020
PRESENCIAMOS UN VERDADERO MILAGRO

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Baréin 2020

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Baréin 2020

Sandra Molina   30 de Noviembre 2020 18:55

Comentarios

El día quedó atrás en Baréin y la noche dio paso a la acción en pista bajo los impresionantes focos del desierto. Todo comenzaba con normalidad en la salida, pero se podían apreciar varias batallas desde la cabeza hasta las últimas posiciones. Fue entonces cuando Romain Grosjean trató de alejarse de la pelea y encontró la rueda de Daniil Kvyat, algo inesperado y que ninguno pudo evitar. El Haas golpeó de forma violenta contra las protecciones y esa bola de fuego se atragantó en la garganta de todos los aficionados y miembros de los equipos. Las cámaras dejaron de mostrar imágenes y todo se paró. Justo en ese momento el mundo de la Fórmula 1, protagonistas y seguidores, se unió con un mismo deseo, ver a Romain sano y salvo. Unos instantes después la retransmisión nos mostró al piloto en el coche médico y los corazones de todos volvieron a latir. Solo podemos estar agradecidos a las medidas de seguridad, a los que están y a los que ya no están, a todos los que trabajaron y trabajan de forma incansable para hacer de los F1 unos coches más seguros. A veces se olvida que se juegan la vida cada vez que bajan sus viseras y no queremos ver estas imágenes para recordarlo.

La carrera se reinició tiempo más tarde, cuando la zona quedó totalmente reparada y segura para volver a poner en marcha la prueba. Pero ya todo había quedado en segundo plano, hay que dar gracias a los pilotos por su profesionalidad y entrega, por su compromiso con el deporte. Todo volvió a ponerse en marcha, pero entonces el guion de la carrera nos tenía preparado otro susto. Las imágenes mostraron el coche de Lance Stroll volcado, por suerte el canadiense confirmó rápidamente por radio que se encontraba bien. Después volvió a relanzarse y vimos bonitos duelos en pista. La prueba finalizó con una victoria perfecta de Lewis Hamilton y un doble podio de Red Bull. Por detrás, McLaren brilló con un gran resultado y una gran remontada, los de Woking cogen aire en la batalla por la tercera plaza. Mientras que Pérez perdió un podio que era una realidad por problemas en su unidad de potencia y Renault se desinfló. Desde 'F1 al Día' rescatamos nuestras impresiones de estos últimos tres días de competición y os animamos a que participéis en nuestro foro de debate. ¿Qué os pareció el Gran Premio de Baréin 2020 de Fórmula 1?

barein gp 2020

Sandra Molina: "Es necesario saber dónde acaba el show"

La carrera de ayer ya es pasado, historia de la Fórmula 1. Por suerte, muchos esfuerzos, trabajo, constancia, garra y valentía no hubo que lamentar nada. Podemos llamarlo de muchas formas, pero lo importante es para todos lo mismo. Y no me refiero a puntos, victoria, cara poco habitual en el podio, rotura, problemas, etcétera. Nada de eso, desde el momento en que todo sucedió solo había una cosa que queríamos ver. Llegó mucho después de que la carrera finalizara, fue ese vídeo en el que Romain nos hablaba y ponía calma a lo sucedido, en ese momento pudimos cerrar la tensa jornada.

Considero que la carrera de ayer pasó a segundo plano, y eso que vimos bonitas batallas y duelos de verdaderos guerreros, como el de Carlos Sainz y Charles Leclerc. Pero no fue lo mismo que cada domingo. Creo que debemos centrar la atención en la retransmisión, es de agradecer que no se mostraran las imágenes en directo del accidente del piloto de Haas. Aunque la incertidumbre genere más angustia. Solo necesitábamos ver la imagen del piloto a salvo, el bucle infinito de las imágenes de cómo sucedió era innecesario. La Fórmula 1 debe considerar dónde acaba el show y dónde empieza la privacidad de sus pilotos, más aún cuando una vida ha estado en juego.

Entiendo que se mostrara una vez para saber qué fue lo que pasó, el resto sobra para los ojos del público, son los encargados de seguridad y los responsables los que deben analizarlo, no los ingenieros de sofá. Más sobra todo el material que ha trascendido por las redes sociales. ¿A alguien le gustaría ver o que su familia tuviera que ver en todas partes el momento en que esa vida pendía de un hilo? Daniel Ricciardo habló muy seriamente de esto, no es para menos. Ponen su vida en juego por un deporte que les apasiona, conocen el riesgo, pero ni los protagonistas ni los aficionados quieren que la mayoría del contenido que se publica tras una carrera sea de esto. Sabiendo que se encuentra bien no es lógico frivolizar de esta manera con unas imágenes que asustan aun sabiendo el final.

Cristian Rodríguez: "Conteniendo la respiración"

Con el corazón encogido. Así nos quedamos ayer al ver el coche de Romain Grosjean en llamas y partido en dos. Al final, todo quedó en un susto que tardaremos en olvidar, y es que las imágenes del piloto francés sorteando el fuego son de esas que se quedan grabadas en la memoria durante mucho tiempo. Tampoco fue de buen gusto ver cómo Lance Stroll volcaba tras ser embestido por Daniil Kvyat. La parte buena de todo esto es que la carrera fue lo suficientemente emocionante como para evadirnos durante una hora y media de la tragedia que habíamos estado a punto de presenciar. Pero antes de ir a lo interesante de la prueba, quitémonos de encima lo predecible. Lewis Hamilton volvió a cruzar la bandera a cuadros por delante de todos, y lo hizo liderando de principio a fin y prácticamente conduciendo con una mano. Al británico no le importa que la carrera se detenga dos, tres, cuatro o veinte veces, es casi imposible verle cometer en error. Lo hace tan bien que resulta aburrido para el espectador. Muy aburrido.

Todo lo contrario de lo que ocurre con la zona media, cada vez más vibrante. En esta ocasión la moneda cayó de cara para los hombres de McLaren, que supieron darle la vuelta a la situación y se marcharon del trazado asiático como los mejores del resto, o lo que es lo mismo, terceros del Campeonato de Constructores. Gran mérito de este logro es de Carlos Sainz, que remontó diez posiciones y nos regaló grandes adelantamientos que acallaron una vez más las voces de los más críticos. Menudo adelantamiento al que será su próximo compañero, Charles Leclerc. Toda una declaración de intenciones. Y es que el madrileño no desembarcará en Ferrari para ser el segundo de nadie; va a por todas. Tampoco hay que restarle méritos a Lando Norris, constante y sin casi errores en su conducción. Buena nota para el '4'.

Otros nombres destacados fueron el de Sergio Pérez, al que la mala suerte (y la fiabilidad) le impidieron subirse al podio, y el de Alexander Albon, al que incluyo en el bando positivo por primera vez en mucho tiempo. Si bien no completó una carrera espectacular, al menos estuvo ahí para aprovechar sus opciones. Pese a ello, su nivel sigue estando a años luz del de Verstappen, que ayer no necesitó hacer mucho ruido para alzarse con un nuevo podio y acercarse peligrosamente en el Mundial a Valtteri Bottas, desaparecido en combate y con graves problemas para adelantar en el primer tramo de la carrera; todo ello con un monoplaza que no estaba al cien por cien. Otro coche que no rindió bien, aunque esto viene siendo habitual durante casi toda la temporada, es el del equipo Ferrari. Un punto pudieron rascar los italianos de la mano de Charles Leclerc. Y gracias, porque con el pésimo ritmo del SF1000 lo más lógico hubiera sido quedarse fuera del Top 10. Lástima ver a los de Maranello arrastrarse por las pistas mientras sus rivales directos, Mercedes y Red Bull, campan a sus anchas en la competición.

Martín Yuguero: "La seguridad en la F1 ha salvado a Romain"

Por primera vez después de más de 5 años, la carrera no ha sido lo más importante de un Gran Premio, sino que ha pasado a un segundo plano claramente. Ese incidente a la salida de la curva 2 entre Romain Grosjean y Daniil Kvyat no había sido un accidente menor, era algo que no hemos visto desde hace mucho tiempo. Haber visto esa explosión nos había dejado con mal cuerpo y las preguntas eran innumerables, todas relacionadas sobre si el francés había sido capaz de escapar del monoplaza en medio de esa llamarada. Desde ese momento hasta que todos los monoplazas entraron en el pit lane, debido a la bandera roja, esos minutos fueron de intranquilidad. Afortunadamente, la siguiente imagen que se pudo ver en la retransmisión era Romain dentro del coche médico. Aunque las publicaciones en redes sociales del equipo Haas fueran constantes, lo principal era que estaba consciente y bien para lo que pudo haber sido.

Una vez el piloto fue llevado al centro médico, la retransmisión estuvo mostrando de todos los ángulos posibles cómo había sido el accidente. Con este hecho, no ayudaba a estar más tranquilo, sino todo lo contrario. La cara de los pilotos, atentos a la repetición por las pantallas, era de preocupación y miedo por lo que estaban viendo. Por mucho que el equipo informara que el piloto estaba bien, los escalofríos eran constantes al ver esa explosión y cómo salió por su propio pie de las llamas. Cuando se vio cómo había quedado el guardarraíl y, sobre todo, que el monoplaza quedara partido por la mitad, el sentimiento de pánico era generalizado. La tranquilidad había llegado cuando se publicó un vídeo de Romain en sus redes sociales, 3 horas después del final de la carrera en la que afirmaba que sin el Halo hubiera sido totalmente diferente, pero se espera que el martes le den el alta.

En cuanto a las medidas de seguridad en la Fórmula 1 actual, el Halo había generado controversia desde el primer momento que se vio incorporado en un monoplaza. La estética y "la pérdida de la esencia" eran las principales quejas desde la temporada 2018, esos factores eran los principales para estar en contra, la seguridad era lo de menos. Gracias a este sistema ha sido uno de los puntos que ha ayudado a que Romain saliera prácticamente ileso, así que este debate estúpido ya ha quedado en el olvido y se ha comprobado que es efectivo y ha salvado una vida.

Tenemos que agradecer a la F1 y a la FIA por seguir mejorando las medidas de seguridad para reducir al máximo el riesgo de esta categoría tan peligrosa. Como decía Lewis Hamilton ayer, "el riesgo que corremos no es broma, para aquellos que olvidan que arriesgamos nuestra vida por este deporte".

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.