Menú

Próximo GP: Estados Unidos 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de los Países Bajos 2021
¿CÓMO FUE PARA VOSOTROS?

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de los Países Bajos 2021

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de los Países Bajos 2021

Sandra Molina    8 de Septiembre 2021 11:05

Comentarios

La carrera del Gran Premio de los Países Bajos no solo se hacía esperar por ser una de las antiguas citas del calendario de F1, las gradas se iban a llenar como lo hacía antaño. La cita llegaba con algo de retraso, pues no era 2021 el año elegido para su regreso, pero llega en un momento en el que su piloto local pelea por el título. Casualidades de la vida, la espera y el buen trabajo de Red Bull y Max les colocaban como favoritos por delante de Mercedes. Muchos buenos ingredientes justo en un momento en el que las cosas empezaban a invertirse de nuevo en la parte alta de la tabla, no así en la zona central, pues es justo en esta parte donde la lucha se estaba volviendo más ajustada. Así fue para nosotros el GP de los Países Bajos.

01

Sandra Molina: "Un lugar de 10, pero una carrera simplona"

Esperábamos algo más de Zandvoort, sabíamos cómo era el trazado y llegábamos al Gran Premio avisados de que los adelantamientos serían muy escasos. Sin embargo, manteníamos la ilusión de ver batalla y no era para menos porque el ambiente del fin de semana era una auténtica fiesta en honor a su ídolo local. Todo fue teñido de naranja, desde el inicio de la cita se podía sentir la pasión de los cientos de aficionados que acudieron al lugar. No hay duda de que para los españoles aquellas imágenes nos hacían recordar momentos pasados, momentos de gloria, aquellos años en los que el circuito del GP de España se tenía de azul, con esa marea que llevaba en volandas a Fernando Alonso.

Temas emocionales a un lado, el escenario superó con creces a lo que finalmente fue la carrera, Red Bull y Max Verstappen estaban fuera del alcance de Mercedes y Lewis Hamilton. Se podría resumir en que la única acción llegó al final y motivada por desgastes. Lo estrecho de la pista no daba para más y lo peraltado de sus curvas hará que sea un diseño atractivo para el que lo pilota. Pero desde casa quizá esperábamos más, los entrenamientos estuvieron repletos de incidentes, banderas rojas y contratiempos. En cambio, la carrera fue limpia y las estrategias retenían la atención de todos. Hasta fue difícil para Sergio Pérez plasmar su remontada, y eso que llevaba el mejor coche de la parrilla en esta ocasión. Hasta le fue difícil superar a un Haas y esto no es por quitar mérito al piloto, los circuitos de la vieja escuela entrañan estas dificultades.

Salimos de Zandvoort con la idea de que como escenario fue único en el calendario, sin duda cualquiera estaría encantado de vivir una experiencia de este calibre. Sin embargo, no tuvimos un domingo con muchas incógnitas y seguro que se os vienen a la cabeza muchos otros trazados en los que todo se decide el sábado y el domingo solo deben acabar el trabajo. Me queda solo destacar el trabajo de Verstappen, solidez total manteniendo todo bajo control. Pierre Gasly también estuvo brillante con su cuarta posición, el galo muestra que la unión es total con su equipo y si el coche rinde es capaz de llevarlo alto. Leclerc también hizo un buen trabajo para llevar buenos puntos a Maranello, como también lo hizo Fernando Alonso, el asturiano tenía la salida estudiada a la perfección y no se rindió cuando vio que Carlos Sainz tenía problemas y no podía mantener el ritmo. Y es que descontando esto, pues poco más hubo en las 72 vueltas dadas en el templo naranja, solo queda esperar que veamos más batallas en Monza. Lo que no puedo entender es la innecesaria decisión de Bottas con la absurda pelea por la vuelta rápida, puso en peligro la carrera de su compañero, pues si algo hubiera salido mal y no hubiese acabado segundo quizá habríamos visto más conversaciones en Mercedes. Un acto de desobediencia un tanto infantil y que llega tarde, tuvo armas para luchar, pero nunca tuvo la solidez para decir en pista aquí estoy yo y quiero el título.

Cristian Rodríguez: "Ni siquiera un bonito envoltorio embelleció el sopor de Zandvoort"

Los peores presagios se cumplieron. Zandvoort llegaba al calendario como un circuito de la vieja escuela con espectaculares curvas peraltadas y mucha incertidumbre para equipos y pilotos, que afrontaban un verdadero reto en una pista ausente en la competición durante 36 años. Y lo cierto es que la cosa pintaba bien en los Entrenamientos Libres y la Clasificación, pero todo se torció en la jornada del domingo. Se preveían pocos adelantamientos debido a las características del circuito y al recorte de la zona del DRS por parte de la FIA, y efectivamente así ocurrió. Carrera tediosa donde las haya en la que apenas pasó nada y que dejó patente que no siempre es una buena noticia la inclusión de un nuevo Gran Premio en el calendario. Como nota positiva, lo increíble que quedarán las fotos de la marea naranja en las gradas. Por cierto, lamentable imagen con los aficionados sin ningún tipo de distancia de seguridad y, en la mayoría de los casos, sin mascarilla. Qué escena más vergonzosa. Pero dejando de lado lo extradeportivo, destacar una vez más el inmenso trabajo de Red Bull y, más concretamente, de Max Verstappen, con un punto extra de motivación y que se llevó la Pole, la victoria y recuperó el liderato del Mundial. Importante paso adelante del neerlandés, que vuelve a lo más alto con tres puntos de ventaja sobre Hamilton, quien exprimió todo lo que pudo su W42, si bien el esfuerzo resultó insuficiente. La batalla entre ambos seguirá dentro de nada en Monza, y lo bueno es que parece que no se decidirá hasta el final de temporada.

Lo que sí parece que ya se ha decidido y se anunciará pronto es la marcha de Valtteri Bottas de la escudería alemana. Qué mala actuación del finlandés en tierras holandesas. Otra más, y ya van... He perdido la cuenta. Está fuera de juego, con la mente en otro sitio, y en lo que queda de año bastará con que se limite a sumar el mayor número de puntos posible, porque lo que es el escalón más alto del podio parece que no lo verá más salvo que se dé alguna circunstancia con los favoritos. Lo que más me llamó la atención fue la parada del número '77' a falta de tres vueltas para montar blandos y buscar la vuelta rápida (cuando ya estaba en poder de su compañero). El ingeniero fue claro por radio: "Valtteri, aborta la vuelta". Cosa que lógicamente no hizo, obligando a Hamilton a parar de nuevo, arriesgándose con ello a un problema en boxes o incluso en la pista en busca de ese punto extra. Inexplicable determinación de Mercedes y pulsito de Bottas, el cual, todo sea dicho, animó al menos el insoportable sopor de la prueba. De Sergio Pérez, mejor destacar la buena remontada, porque si observamos lo de los días anteriores no sale muy bien parado. El que sí se lleva mi aplauso es Pierre Gasly, que continúa dando alegrías a sus jefes a la par que les demuestra lo equivocados que estaban cuando decidieron que no era lo suficientemente bueno para pilotar un Red Bull. A ver si afinamos un poco más, señor Marko. Por último, no quiero olvidarme de los Ferrari, que pese a los buenos puntos parecen conformarse con unas posiciones indignas para una escudería de su calibre, y de Fernando Alonso, de nuevo tirando de maestría para ganar posiciones y seguir siendo el hombre con mejor racha de carreras en los puntos. Monza ya espera, y lo hace apuntando alto.

Martín Yuguero: "El espectáculo empezó el viernes, terminó el sábado"

El circuito de Zandvoort presentaba un desafío interesante para los pilotos y los equipos por sus características técnicas, una vuelta corta, estrecha, con escasas oportunidades para adelantar y curvas peraltadas. Antes de que los coches salieran a rodar, el argumento más repetido había sido que la posición en la parrilla era fundamental porque las posibilidades para adelantar eran prácticamente nulas. Sin embargo, hubo sorpresas a lo largo de las sesiones de entrenamientos ya fuera errores de pilotaje, sustos (salidas de pista o trompos) y problemas de fiabilidad lo que provocó que hubiese numerosas banderas amarillas y, sobre todo, rojas. Esto no solo se vio en las prácticas, sino también en la clasificación por la dificultad para lidiar con el tráfico y las dos interrupciones protagonizadas por los dos pilotos de Williams. La complejidad de esta pista había ofrecido espectáculo antes de que se disputara la carrera, pero la situación fue todo lo contrario cuando llegó el domingo.

Día de la carrera, Max Verstappen partía desde la primera posición justo por delante de su máximo rival en la lucha por el título, Lewis Hamilton, por lo que era un foco para estar atento. La lucha por los puntos también iba a ser emocionante porque había representantes de cada uno de los equipos como Gasly, los dos Ferrari y Alpine, Antonio Giovinazzi y Daniel Ricciardo dentro del Top 10. Además, hubo tres pilotos perjudicados por la clasificación como Norris, Vettel y Pérez, quienes estaban obligados a remontar desde la mitad o final de la parrilla e irían al ataque desde el primer momento. Había muchos frentes a los que prestar atención, pero esta expectación desapareció después de la primera vuelta.

Es cierto que hubo batallas contadas con los dedos de una mano, pero los pilotos tenían que tener un plan perfecto y una velocidad inhumana para lograr superar al de delante. Uno de los pocos que había dado espectáculo fue Sergio Pérez, estuvo estancado detrás de Mazepin en los primeros compases, no hubo manera de adelantarle y la estrategia de neumáticos había tenido un papel clave. Con este plan sí fue posible ver al mexicano deshacerse de sus rivales, pasó de salir del pit lane a tener opciones de terminar séptimo.

El espectáculo no se mide en el número de adelantamientos durante una carrera, no es necesario, pero en este caso no hubo presión al piloto de delante que generara emoción al aficionado que la estaba viendo. Los momentos claves fueron la salida y las últimas vueltas entre el enfrentamiento entre Fernando Alonso y Carlos Sainz y también la remontada de Pérez, pero no hubo nada más que se pudiera salvar dentro de la pista. Por ello, el espectáculo empezó el viernes y terminó el sábado.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.