Menú

Próximo GP: Japón 2022 | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Mónaco 2022
ASÍ LO VIVIMOS...

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Mónaco 2022

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Mónaco 2022

Sandra Molina   31 de Mayo 2022 20:17

Comentarios

El Gran Premio de Mónaco es uno de los más esperados del calendario, aunque puede que un alto porcentaje de esa espera sea motivada por lo que la cita supone a nivel histórico. Pues el progresivo cambio de los monoplazas con el tiempo y los cambios de normativas han hecho que sea una carrera de poca emoción para el aficionado. Los adelantamientos son tarea casi imposible en esta pista y el orden de clasificación suele ser el mismo que al término de la carrera si nada sucede. Aunque aguantar las 77 vueltas en la ratonera glamurosa de Mónaco no es nada sencillo, hasta los mejores pilotos pueden tener un despiste y los precios que se pagan por los errores son muy elevados. Tampoco están a salvo los equipos, un error en las estrategias o en las paradas pueden tirar por tierra todo lo conseguido durante el fin de semana.

Esa es la realidad de un trazado con mucha historia, pero que cada vez suma alguna crítica más a una lista que empieza a hacerse larga. Y es que no todos están dispuestos a primar la tradición automovilística de una cita así por encima del espectáculo que algún otro lugar puede ofrecer. Pero así es el calendario de la Fórmula 1, de la variedad de trazados obtiene su grandeza y también es importante medir la maestría de los pilotos en trazados que les ponen a prueba exigiendo su máximo nivel.

Desde el equipo de F1 al Día ofrecemos nuestra opinión de lo que fue el Gran Premio de Mónaco 2022. Esperamos vuestras opiniones en los comentarios.

checo11

Sandra Molina: "Y Ferrari la volvió a liar, estaba siendo demasiado bonito..."

La clasificación del sábado fue una de las mejores en lo que va de temporada, teníamos a cuatro aspirantes dispuestos a cerrar su mejor vuelta para hacerse con la primera posición. Esta vez no eran suposiciones, la realidad estaba sobre el asfalto, Charles Leclerc, Carlos Sainz, Sergio Pérez y Max Verstappen peleaban por la primera plaza con gran igualdad. Un duelo no apto para cardiacos que nos mantuvo pegados a la pantalla hasta la bandera roja, una lástima porque quedaban por cerrar algunos giros que igual habrían cambiado las cosas.

Pero así son las carreras y, sobre todo, así es Mónaco, sus calles no dan margen para errores gratuitos. La primera línea de Ferrari obtenida el sábado les otorgaba la mejor de las probabilidades de éxito de cara al domingo. Con una nueva pole de Charles Leclerc en el Principado todo apuntaba a que esta era la buena, que esta vez el ídolo monegasco iba a poder triunfar en casa para escuchar su himno en las calles que lo vieron crecer. Sin embargo, ahí estaba Ferrari preparada y dispuesta para volver a liarla, los de Maranello no han olvidado su esencia de los últimos años. Y ya lo dijo el propio Charles al acabar la carrera, el mundial es largo, pero estos errores no están permitidos. De una posible victoria cómoda acabaron con el cuarto puesto, ni siquiera un podio.

Esas posiciones de honor se las regalaron a Red Bull, los austriacos hicieron lo que debían y así lograron llevarse un gran botín de puntos a casa. Que bien hubiera podido ser un doblete, porque tampoco es que la estrategia que llevaron a cabo con Sainz fuera mucho mejor, partía segundo y acabó por detrás del que salía tercero, y sí, en Mónaco, algo imperdonable para Ferrari. Quizá los de Maranello estaban más preocupados por colocar una nueva bandera en su entrada que por cerrar sus tareas sobre el asfalto.

Y no, no pueden culpar a la lluvia, esta vez no. Es cierto que se esperaba agua para el domingo, era una incertidumbre que podía darse y se dio. Pero la salida se hizo tras el Safety Car y los riesgos se redujeron en gran cantidad. El que lo hizo perfecto, una vez más fue Checo, el de Guadalajara se merecía una victoria tras lo sucedido en España, pero el destino le tenía guardada una mejor, ganar en Mónaco no es un logro a la altura de muchos. Además, el mexicano logró mantener atrás a su compañero y eso dice mucho, veremos si no hay incendios en Red Bull con este gran rendimiento del número 11.

Si miramos un poco más atrás, hay que destacar a Mercedes después de su espejismo en España. Aunque sin olvidar que Mónaco nunca fue una pista que plasmara su dominio, el año pasado sin ir más lejos les fue fatal allí. Por lo demás, todo se mantiene un poco en las mismas, quiero y no puedo como el de Alpine, vimos a Alonso a los mandos del trenecito turístico por las lujosas calles de Mónaco y poco más. Lo más destacado para mí fue el accidente de Mick Schumacher, otro Haas que se parte por la mitad como si nada. Ya hemos visto en más ocasiones cómo el monoplaza de los norteamericanos queda dividido en dos tras un impacto. Quizá esto es algo que deban revisar a conciencia porque los otros monoplazas no suelen reproducir este mal tras sus impactos.

Cristian Rodríguez: "Por primera vez en años, Mónaco no ha sido un estorbo"

La verdad, temía este fin de semana, uno de los que menos emoción me transmite por sus soporíferas carreras. Por suerte, en esta ocasión la cosa ha cambiado, en gran medida por la aparición de la lluvia. Pero vayamos por partes. Una vez más, lamentable gestión de la FIA, que retrasó y retrasó la prueba hasta que dejó de llover. La seguridad de los pilotos es prioritaria, eso siempre por delante, pero esto es competición, y no se puede permitir que con los monoplazas más seguros de la historia haya que esperar a que deje de caer agua para iniciar una carrera. Venga hombre. No queremos que ensucien la Fórmula 1. Necesitamos ver espectáculo, y más en un trazado donde sabemos que adelantar es casi imposible, y donde precisamente el añadido de la lluvia es el que puede poner algo de pimienta al Gran Premio.

Dicho esto, me lo pasé genial viendo la prueba disputada en Montecarlo. Dios, nunca pensé que iba a decir esto, porque sí, las sesiones de Clasificación aquí son muy intensas, pero las jornadas de domingo son, al 99%, fácilmente olvidables. Esta vez no, de hecho, me gustó más esta carrera que la de Miami, por poner un ejemplo. Y ahora, pasemos a analizar lo ocurrido en pista. Ferrari lo tenía todo para lograr un doblete. Era el mejor escenario para hacer un 1-2 tras lograr la primera fila el sábado, nada podía salir mal. Bueno, sí, el tema estratégico. Lamentable decisión del equipo italiano, que destrozó la carrera de Charles Leclerc y estuvo a punto de hacerlo con la de Carlos Sainz. Suerte que el español se negó a pasar por boxes para poner el intermedio. Fue el más inteligente, y de no ser por la nefasta actuación de Nicholas Latifi, que obvió las banderas azules y acabó con sus opciones de victoria, se habría subido al escalón más alto del podio. Buen trabajo de Carlos, no obstante, continúa lejos del rendimiento de su compañero, que una vez más estaba brillando durante el fin de semana y, de no haber sido por la estrategia, se habría hecho con el triunfo.

El que finalmente se hizo con este logro fue un Sergio Pérez que no para de sorprender a propios y extraños. El mexicano fue más rápido que Max Verstappen en todas las sesiones y sigue echándole un pulso al equipo Red Bull, demostrando que este año sí puede luchar por todo, o al menos ser realmente competitivo. No sabemos dónde acabará todo esto, pero lo cierto es que, a día de hoy, Checo está inmerso en la pelea por el título. Es un hecho, por mucho que duela a los de Milton Keynes, que ahora más que nunca deberán gestionar una de las situaciones más complicadas a las que han hecho frente en los últimos años. Que Verstappen es el número 1 del garaje es una obviedad, pero ¿qué pasa si el de Guadalajara empieza a comerle la tostada? Ojo, que esto se pone interesante. Y es que esta vez el número '33' fue inferior a Checo. No sabemos qué hubiera pasado en esa última vuelta de Qualy que no pudieron completar, pero quizá esté empezando a ponerse nervioso. Sinceramente, creo que todo acabará cayendo por su propio peso y el neerlandés pondrá pies en polvorosa, pero permitámonos soñar mientras tanto.

Otro que se vio superado por su compañero de garaje fue Lewis Hamilton, aunque esto ya viene siendo habitual esta temporada. El heptacampeón del mundo no lo está pasando bien, por eso busca excusas como culpar a Fernando Alonso de que le estorbe con "un ritmo de un F2". Mira, si hubieses hecho mejor tu trabajo, a lo mejor no te habrías visto tras el Alpine. Ahí tienes a Russell para ver que lo que digo no es ninguna locura. Qué fácil es señalar a los demás cuando no estás al nivel. Ya sabes, a ponerse las pilas, que te están mojando la oreja, pero bien. Porque vale, el asturiano fue lento, pero hizo lo que pudo y lo que consideró necesario para hacer durar sus gomas. Es lo que hay, su A522 no da para más. Al menos, sumó puntos importantes para su casillero.

Segunda carrera seguida puntuando, algo crucial para ganar confianza después de la mala suerte que venía arrastrando a lo largo de la campaña. ¿Creéis que el bicampeón le está echando un pulso a Alpine por los rumores de los últimos días? Mientras, queda celebrar la buena prueba vivida este fin de semana y comenzar ya la cuenta atrás para visitar otro circuito urbano, en este caso el de Bakú, uno de los más especiales y emocionantes del calendario, donde por cierto, Checo ya ganó en 2021. ¿Se viene otro fin de semana complicado para Verstappen? Es pronto para saberlo, si bien no puedo esperar a que llegue el fin de semana del 10 de junio.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.