Menú

Próximo GP: | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Austria 2022
ASÍ FUE AUSTRIA

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Austria 2022

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Austria 2022

Sandra Molina   14 de Julio 2022 12:24

Comentarios

El pasado fin de semana pudimos disfrutar de otro apasionante fin de semana de Fórmula 1 en Austria. Y con cita al sprint incluida nada menos, una sesión que ha creado división de opiniones, pero ahí está y así nos toca aceptarlo. El fin de semana en terreno del Red Bull Ring dejó imágenes de todos los colores y momentos varios que darán mucho de qué hablar en estos días de descanso hasta la próxima prueba. Lo que no sabemos es si se olvidará o será un momento a recordar cuando la temporada llegue a su final este año.

Aunque para hacer balance queda un buen trecho por ahora y esperemos que todos puedan batallar sin problemas externos. Y si los hay, pues que igualen las tornas para prolongar la batalla por los títulos lo máximo posible. Pero sin odios ni rencores hacia nadie, solo por vivir un bonito y luchado campeonato de nuevo entre grandes pilotos. Que de malas conductas ya tuvimos bastantes en Austria y mejor no arruinar lo bonito del deporte con ellas.

Pues el Gran Premio de Austria dejó para el recuerdo buenas batallas, remontadas también algunos sucesos para el olvido, ya fuera por abandonos o por errores. Así son las carreras, todo esto es parte de ellas. Desde el equipo de F1 al Día comentamos lo sucedido en el Red Bull Ring durante el pasado fin de semana.

f1

Sandra Molina: "Austria nos guardaba sorpresas que no esperábamos"

El fin de semana de Austria arrancó con un claro favorito, ese no era otro que Max Verstappen. Es más, las primeras sesiones del fin de semana no hacían más que confirmarlo. Hasta el domingo todo estaba pareciendo un paseo para el piloto neerlandés y su equipo. Tras unas pocas vueltas la suerte cambió para Red Bull, perdió a uno de sus pilotos temprano. Y poco después el consumo excesivo de los neumáticos de Max acabó con todas sus opciones, un mal que no vieron venir en Red Bull.

Pese a esos problemas, la fortuna no abandonó del todo al vigente campeón del mundo, lo pueden llamar la suerte del campeón o como quieran, pero de momento ahí le acompaña. Las pérdidas son solo 5 puntos y eso es gracias a la mala fiabilidad de Ferrari. El motor del coche de Carlos Sainz petardeó a lo grande cuando daba caza a Verstappen para firmar un doblete rojo. Esto es inaceptable para un equipo como Ferrari, generar ilusiones en sus seguidores como castillos de arena que se lleva la marea, es algo que no puede ser. Es un equipo de renombre en la Fórmula 1 y en el automovilismo, pero no pueden pelear de tú a tú por un campeonato si van quemando sus naves por el camino y en lo que va de temporada ya han perdido mucho por estos motivos.

En esta ocasión ha sido Carlos Sainz el que pagó los platos rotos, como en otras ocasiones fue Charles Leclerc o él mismo, nadie ha estado a salvo de errores o problemas. Así solo le van a entregar a Red Bull los laureles sin gran esfuerzo. Pero no solo Ferrari está metiendo las patas en fango con sucesos que les hacen perder puntos. Otro de los equipos en el punto de mira es Alpine, pero en este caso solo con uno de sus coches, el de Fernando Alonso. Los esfuerzos del español quedaron en nada, el sábado el coche no iba en la salida y la imagen aún con mantas puestas fue un bochorno. Bochorno que continuó hasta el domingo, un error en la parada le obligó a parar de nuevo a la vuelta siguiente arrebatándole algunos puntos que son importantes para él. Pues la fortuna se olvidó del ovetense parece ser.

Quien no estuvo nada mal fue Mick Schumacher, el alemán sumó sus primeros puntos en Silverstone y eso le ayudó para encontrar un nuevo rumbo. En Austria le vimos hacer un gran fin de semana, la batalla que mantuvo con Lewis Hamilton, tanto el sábado como el domingo son para aplaudir. Las mejoras del Haas parecen haber ayudado a Mick, ojalá se mantenga esta nueva tendencia para poder ver su crecimiento en la F1.

Quien no estuvo nada mal fue Mick Schumacher, el alemán sumó sus primeros puntos en Silverstone y eso le ayudó para encontrar un nuevo rumbo. En Austria le vimos hacer un gran fin de semana, la batalla que mantuvo con Lewis Hamilton, tanto el sábado como el domingo son para aplaudir. Las mejoras del Haas parecen haber ayudado a Mick, ojalá se mantenga esta nueva tendencia para poder ver su crecimiento en la F1.

Para finalizar, creo que es necesario hablar del sprint, pues tratan de meter este nuevo formato con calzador en la categoría. Pero a la par no terminan de integrarlo de forma definitiva porque tienen dudas, siendo así, pues considero que no tiene sentido seguir probando algo que no ha tenido el efecto que buscaban. Las críticas se amontonan desde varios horizontes, pocos secundan el formato de forma tajante. Bien es cierto que aumentaron el botín para los mejores de esa carrera no carrera que han inventado. Pero también es cierto que llegado un punto de esas pocas vueltas que forman el sprint, nadie arriesga si la oportunidad no es clara al cien por cien. Y es que las probabilidades de salir perdiendo son mucho más altas que las de ganar algo.

Por tanto, pasadas las primeras vueltas llegamos a un punto en el que no vemos acción y el sopor se apodera de la sesión hasta el final. Si tiene alguna utilidad es la de enmendar malas clasificaciones, pero poco más. Quizá deban darle alguna vuelta extra a este tema y considerar si de verdad es necesario alterar el formato para esto. Yo, sinceramente no lo creo.

Cristian Rodríguez: "Ferrari espabila a medias y Alpine hace el ridículo con Alonso"

Otro fin de semana emocionante el que hemos vivido en Austria. Después de una temporada algo descafeinada, por fin parece que la competición está despertando. Antes de entrar a la jornada del domingo, destacar la falta de espectáculo del Sprint, que una vez más sobraba. Está bien que hayan cambiado el sistema de puntuación, pero sigue siendo insuficiente porque a los pilotos de la zona alta no les merece la pena arriesgar. Si no llega a ser por los hombres de Ferrari y por la batalla de Hamilton con los Haas, nos habríamos dormido durante las 24 vueltas que duró la prueba. Por suerte, el espectáculo estaba reservado para la cita dominical. Qué buen ritmo del F1-75 y qué buen trabajo estratégico de Ferrari. La primera carrera en la que realmente se veía a los dos monoplazas italianos con más ritmo que el Red Bull. Por desgracia, una vez más la fiabilidad hizo mella en los hombres del "Cavallino Rampante". Sentí mucha rabia al ver cómo reventaba el motor de Carlos Sainz.

El español estaba realizando una gran carrera y tenía prácticamente asegurada la segunda plaza. Verle devastado mientras presenciaba cómo ardía su coche fue muy duro. No se lo merecía; este fin de semana no. Por suerte para los de rojo, Leclerc pudo apañárselas con los problemas en su acelerador y llegar a la bandera a cuadros ante que nadie. Lo que parecía un doblete fácil estuvo a punto de convertirse en un varapalo de manual. Lástima que una vez más Ferrari falle en el momento menos oportuno. Al menos, se lleva la satisfacción de haber conseguido la victoria en los últimos dos Grandes Premios, si bien no ha sabido potenciar el rendimiento del coche. Y es que esta vez a Verstappen le supo a gloria la segunda posición, pues sabía que la tenía perdida. Menudo momento cuando el ingeniero le dijo que su pelea era con Lewis Hamilton, no con los italianos. A colación del siete veces campeón del mundo, muy buena actuación por su parte. Está despertando, y eso me gusta. Mercedes va a poner más pimienta a la categoría reina del automovilismo. Si comienza una pelea a tres, disfrutaremos como niños pequeños. ¿Tendremos la posibilidad de contar con seis candidatos al triunfo? Sería un sueño después de una etapa en la que la F1 se había limitado a dominios absolutos o batallas a dos.

Pero vayamos a uno de los puntos calientes de la prueba. Alpine. Ay, Alpine, qué maldito desastre. No os merecéis a Fernando Alonso. Tenéis un pilotazo en vuestras filas y lo único que hacéis es torpedearle. Lo siento, no me creo tantos fallos humanos. Lo de este fin de semana ha sido muy lamentable. Pues nada, como su apuesta de futuro es Esteban Ocon, esperemos que al asturiano le permitan al menos competir y no dejarle fuera de juego antes incluso de encenderse los semáforos. Qué rabia que teniendo el cuarto mejor coche de la parrilla no pueda exprimir su potencial. Espero que el bicampeón del mundo saque su genio y le ponga el punto sobre las íes a los de Enstone, que dan un poco de vergüenza ajena. En el lado contrario, y cada vez mejor, los hombres de Haas. Me sorprendió el buen nivel de los estadounidenses en Spielberg, en especial el de Mick Schumacher, que últimamente ha despertado y cada vez deja mejores sensaciones. Esta es la versión que queríamos ver del hijo del Káiser. Veremos cómo transcurre la segunda mitad de la temporada, pero esto pinta bien para Steiner y compañía. A ver si los hombres de McLaren siguen su estela, porque siguen en tierra de nadie y la cosa no pinta mucho mejor para ellos de cara al futuro inminente.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.