Menú

Próximo GP: España 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Emilia Romaña 2021
GRAN CARRERA EN IMOLA

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Emilia Romaña 2021

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Emilia Romaña 2021

Martín Yuguero Rafar   20 de Abril 2021 20:25

Comentarios

Después de tres semanas sin competición, el Gran Premio de Emilia Romaña ha tenido absolutamente de todo y gran parte de este espectáculo ha sido gracias a la entrada en escena de la lluvia en el último día. No hizo falta que la nueva normativa entrara en juego para que la parrilla esté igualada, no solo hay numerosas batallas en la zona media, sino que muchos equipos han mejorado con creces y también hay lucha abierta por el título entre dos contendientes. Sigue existiendo niveles dentro de la categoría, pero es bastante diferente a lo visto en años anteriores. El espectáculo visto en Sakhir se ha magnificado en Imola, ya que los Ferrari y uno de los McLaren han tenido la oportunidad de luchar por el podio y parece que el dominio total de Mercedes no lo es tanto a día de hoy y no monopoliza dos de sus tres escalones ahora.

Tras este segundo Gran Premio de la temporada, el equipo de F1 al Día ha destacado detalles de este pasado fin de semana en el que hubo mucha acción en pista y las condiciones complicadas fomentó que los aficionados estuvieron pendientes a cada vuelta. Debajo tenéis la opinión de Sandra, Cristian y Martín, pero también os animamos a dar vuestra opinión en los comentarios.

F1 al Día repasa lo scuedido en la carrera de Emilia Romaña en Imola 2021

Sandra Molina: "Tenemos competición, no la adulteren con límites"

La segunda carrera del año llegó cargada de emoción, bien valió la espera todo el tiempo que tuvimos que aguardar hasta llegar a la fecha elegida para la segunda cita. La incertidumbre comenzó el sábado, había muchos candidatos peleando por la Pole, los dos esperados, Lewis Hamilton y Max Verstappen, pero a la fiesta se unieron Sergio Pérez y Lando Norris. El británico de McLaren fue una sorpresa y, aunque le acabaron arrebatando su vuelta rápida en Q3, no tiró la toalla en ningún momento.

Esa fue una de las grandes polémicas del fin de semana y de lo que va de temporada, los límites virtuales de pista están adulterando los resultados, de haber límites físicos nadie se atrevería a exceder esos límites tan gratuitamente y veríamos imágenes fieles a la realidad, no cambios en despachos. La FIA debería replantearse esto, vale que esos límites virtuales existen para proteger y por seguridad, pues ir a grandes velocidades por fuera de esos límites podría tener consecuencias graves. Pero tampoco es ideal seguir la competición viendo que un piloto pierde la Pole o la victoria por algo tan insulso como eso cuando están en plena batalla. La sensación que queda al aficionado es la de quedarse con un resultado que no concuerda con lo que vio en pista. No hemos visto reacciones exageradas por el momento, pero la historia podría ser muy diferente cuando la temporada avance y cada punto comience a tener más valor. De no actuar pronto las protestas y el ambiente puede coger un tono poco agradable y que podía solucionarse fácilmente.

Pero quedémonos con lo importante, con lo que nos hace aferrarnos a la pantalla de principio a fin, Imola guardaba errores para todos, o casi todos, los pilotos de la parrilla. La lluvia hizo acto de presencia para la carrera y ese era el ingrediente que le faltaba al domingo. Si ya teníamos planteados duelos emocionantes, el agua hizo el resto, mantenerse en pista y avanzar sin problemas era tarea de valientes. Y en la salida entró en juego la pericia de Max Verstappen para ponerse al frente. Fue bonito hasta ver cómo Hamilton cometía errores, se disculpaba y seguía remando para minimizar daños. Imola nos dejó ver que quien se aferra a algo y lucha por ello lo consigue, de eso se compuso el podio. Pues Lando se llevó su segundo podio tras hacer sufrir a Hamilton para pasar. Pero también tuvimos a otros que no estuvieron a la altura, Valtteri Bottas se ahogaba en su propio charco, incapaz de de adelantar a nadie y casi doblado por su compañero, no quiso ceder ante Russell. Fue un accidente que podía haberse evitado si ambos hubieran querido, Mercedes salió perjudicado, pero no creo que esto quede ahí. Russell peleó como lo hizo en Sakhir con el Mercedes, dar puntos a Williams conlleva riesgos, pero las acciones de ambos no son las que esperamos y mucha culpa es de Mercedes por alargar decisiones que parecen claras. Veremos si este año no echan en falta la ayuda de un segundo piloto menos conformista.

El equipo de F1 al Día destaca lo sucedido en el GP de Emilia Romaña

Cristian Rodríguez: "En la fragilidad de Hamilton está la esperanza de los aficionados"

El Gran Premio de Emilia Romaña llegaba sin grandes expectativas tras lo vivido en 2020, sin embargo, la meteorología y la igualdad tanto en la zona alta como media de la parrilla nos dejaron un espectáculo en mayúsculas: adelantamientos, batallas, incertidumbre...; ¡esta sí es la Fórmula 1 que todos queremos! Es cierto que la lluvia lo cambió todo, pero esta temporada desprende un ambiente diferente. Hay competitividad, y eso traspasa la pantalla. Porque sí, esta vez Max Verstappen sí pudo subirse al escalón más alto del podio, y lo consiguió tras una excelsa carrera. Perfecta salida en la que no se achantó ante Hamilton y, a partir de ahí, una clase magistral de pilotaje que encumbró con su primer triunfo de la campaña. Espero y confío en que pueda plantarle cara al de Mercedes durante todo el año. Y pasemos ahora a él, al heptacampeón del mundo, que ayer cometió un error que, de no haber sido por la bandera roja, le hubiera dejado sin opción alguna. Ahora se siente presionado, y eso le lleva a incurrir en fallos. En su fragilidad está la esperanza de los aficionados. Ocurre lo mismo con la escudería alemana, errática durante la parada de boxes. Esta vez sí están amenazados; escuchan la respiración del rival en la nuca. Veremos cómo responden en una situación desconocida para ellos en los últimos años.

Y qué decir de Lando Norris. Estratosférico el joven británico, que está callando las bocas de aquellos que decían que Ricciardo le batiría fácilmente. Lástima que el McLaren todavía no pueda pelear con los dos de arriba, porque se merecía ese segundo puesto por méritos propios. Es constante, humilde y competitivo. Lo tiene todo para triunfar en el futuro y merece un monoplaza que le brinde la posibilidad de luchar por la corona. Pero paso a paso. Estoy convencido de que su nombre copará muchas portadas próximamente. También tengo buenas palabras para los hombres de Ferrari. Leclerc, como siempre, sólido y rápido. Cómo me gusta este piloto. Junto a Verstappen y Norris, el futuro de la competición. No me olvido de Carlos Sainz. Nos dejó varias salidas de pista y muchos memes en las redes sociales, pero está demostrando que ha llegado para quedarse y que no le tiembla el pulso si tiene que buscar el límite del monoplaza. Bien por él, a día de hoy la única esperanza de la afición española en la Fórmula 1. No me gusta decir esto por todo lo que ha supuesto para el deporte, pero Fernando Alonso pasó completamente desapercibido. Había momentos en los que ni recordaba que estaba sobre la pista. Decepcionante Alpine, que de no ser por las mil y una cosas que ocurrieron durante la prueba se habrían desvanecido en la tabla. Y que no os engañen, por mucho que prometan para 2022, no van a dar ese salto de gigante que hacen ver.

Pero lleguemos al punto caliente del Gran Premio: Bottas y Russell, presente y futuro de Mercedes. Fuerte accidente del que hay mucho que analizar. He escuchado a muchos culpar a George Russell por pisar la hierba y, por ende, colisionar contra el W12. De acuerdo. Mi pregunta es: ¿por qué pisa la hierba? Bottas hace un movimiento hacia la derecha que obliga al de Williams a realizar un brusco giro de volante que termina como todos sabemos. Habrá debate durante los próximos días y cada uno defenderá lo suyo, pero no me bajo de ese carro. Lo que pasó después, con la presunta peineta de Bottas y el golpecito de Russell en el casco del finlandés, lamentable. Entiendo el momento de tensión, pero madurez, por favor. Sea como fuere, ese instante no empaña la que fue una de las mejores carreras que recuerdo en los últimos años. La temporada no podía haber comenzado de mejor forma, y lo bueno es que esto es solo un aperitivo. ¡No puedo esperar a la próxima prueba! ¿Y vosotros?

F1 al Día destaca todo lo sucedido en el GP en Imola

Martín Yuguero: "Ya no hay ningún argumento para decir que la F1 es aburrida"

Lo vivido en el Gran Premio de Sakhir, afortunadamente, no ha sido un simple espejismo. La espera de casi un mes se ha recompensado de la mejor manera posible en Imola. Desde los entrenamientos, las posiciones eran bastante irreales porque se veía a los Williams cerca del Top 10, Pierre Gasly estaba cerca de los Mercedes, la repentina competitividad de Alpine y la segunda plaza de Lando Norris en los Libres 3, entre otras. El orden parecía poco representativo de primeras y solo la clasificación nos podía ayudar a esclarecer las dudas que hubo en los Libres.

La sesión más importante del sábado nos había dejado un resultado que tampoco estaba demasiado lejos de lo visto previamente. Es cierto que Lewis Hamilton se había llevado la pole, pero si prestamos atención a la diferencia con los Red Bull ha sido inferior a una décima. Sergio Pérez finalizaba segundo, dejando claro que no llegó a este equipo para ser escudero de nadie, incluso afirmaba que la pole podía haber sido suya. Se ha confirmado que tanto el mexicano como Max Verstappen serán la peor pesadilla para Mercedes. ¿Qué podemos decir de Valtteri Bottas? 8º y lo peor llegaría el domingo. Lo desafortunado había sido la actuación de los españoles, Carlos Sainz 11º y Fernando Alonso 15º, mientras que sus compañeros llegaron a Q3.

Si ya teníamos unas posiciones de parrilla que vaticinaban una carrera espectacular, la lluvia pasó de ser una posibilidad a ser una realidad. Los neumáticos Intermedios no eran un seguro al 100% para estas condiciones de pista y ya lo comprobó el propio Alonso en la vuelta hacia la parrilla y no sería el único. Una vez se apagaron los semáforos, Verstappen tenía claro que la salida era un 'ahora o nunca' y la aprovechó a la perfección, adelantamiento a Pérez primero y después a Hamilton en la primera chicane, incluso tocándose. Por suerte, los comisarios no tomaron ninguna acción, ya bastante tuvimos con lo de Baréin. Está claro que el holandés va con todo y esta oportunidad la está aprovechando al máximo, tiene una máquina competitiva, Mercedes no está a años luz como en años anteriores y la lucha por el título es factible.

Aunque lo más impactante de la sesión había tenido lugar en las vueltas 31 y 32. El primer gran suceso había sido un error por parte de Lewis Hamilton doblando a George Russell, protagonista más adelante, lo que deja claro que cualquiera puede fallar en un estado de la pista desafiante. El de Mercedes se había ido a la trazada mojada, contravolanteando en la entrada de la curva 7 y yéndose directo al muro. Para agravar más la situación, la escapatoria era de grava y ya sabemos lo letal que es. Lewis tuvo que insistir mucho y tener mucha paciencia para escapar de esa trampa, la cual parecía que era un abandono inminente, pero perdió mucho terreno con la cabeza.

Mientras que el otro gran percance había sucedido en la vuelta siguiente. George Russell y Valtteri Bottas estaban en lucha real por la novena posición, impresionante por el lado del británico y inaceptable por el del finlandés. Por si no fuera poco, el Williams lo iba a adelantar en la zona de DRS, pero el W12 se movió hacia la derecha, un movimiento casi imperceptible, pero lo suficiente para que el joven se alejara para no tocarse, pisara la hierba y ahí fuera imposible volver hacia atrás. El FW43B perdía el control, impactaba contra el Mercedes y los dos fuera de pista. Ya arrastraban una lucha desde el año pasado y quizá esa presión sobre Valtteri, viendo que George será su posible sustituto, provocó que fuera parte del problema y de la solución en ese desafortunado incidente entre ambos. Tenía espacio en el lado izquierdo, pero decidió ahogar a su rival y al final no hubo ningún ganador de este enfrentamiento, ambos perdieron.

Hubo lluvia, estrategias, polémicas, sucesos inesperados, adelantamientos, igualdad en la parrilla... Esto es la Fórmula 1 en estado puro.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados
Comentarios

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.