Menú

Próximo GP: Rusia 2021 | Cuenta atrás:

Buscar

Coulthard, un buen partido

Coulthard, un buen partido

Redacción   19 de Enero 2009 12:40

3 comentarios

Coulthard, un buen partido

Eso deben pensar en Escocia, ya que el bueno de David es el segundo escocés mejor pagado en 2008, detrás del tenista Andy Murray. Según el ">Sunday Mail, los ingresos de Coulthard alcanzaron los 13 millones de dólares el pasado año.

Pero no todos sus emolumentos vienen del equipo Red Bull, sino que el piloto ha sabido explotar bien sus contratos publicitarios y ha invertido sabiamente tras 15 temporadas en la Formula 1, que se dice pronto.

Repasamos brevemente como ha ido amasando su fortuna Coulthard al volante de un monoplaza:

David entró en el circo de la Formula 1 en 1993, como piloto de pruebas de Williams-Renault, pero no fue hasta 1994 cuando comenzó a competir en esa misma escudería. Desgraciadamente el sitio que ocupó fue el dejado por el genial Ayrton. En 1995 llegó su primera victoria, en Estoril, y también su adiós a Frank Williams y su hola a Ron Dennis. 1996 fue un año difícil para Coulthard y Hakkinen, ya que sus McLaren's poco podían hacer contra los coches propulsados por Renault.

Aunque en 1997 el McLaren no era un coche para luchar por el título, Coulthard consiguió dos victorias (Australia e Italia) y acabó 3º el campeonato, empatado a puntos con el también mítico Jean Alesi. En 1998 el coche sí que era competitivo, así lo demostró con el título de constructores y el de pilotos para Hakkinen. No fue un año fácil para el escocés: accidentes, fallos mecánicos y errores en boxes fueron la tónica de la temporada. Una victoria en el casillero de David en ese año, San Marino.

En 1999 nuevo triunfo de Hakkinen y un Coulthard muy irregular. Ganó en Silverstone y 4º puesto en el mundial. Pero el año 2000 se presentaba lleno de motivación para Coulthard, una buena arrancada del campeonato y un buen coche hacían presagiar un gran año para David. Sin embargo un accidente del avión en el que viajaba, en el que fallecieron los 2 pilotos del mismo, afectó al escocés. Pese a todo obtuvo un tercer puesto en mundial de pilotos.

2001 es el año del fin de la pareja Mika-David. Ferrari era muy superior, o por lo menos en las manos de Schumacher. Coulthard consiguió el subcampeonato, aunque nunca se vio con opciones de luchar por el título.

En 2002, hay cambio de pilotos. Se va Mika, que se toma un año sabático, y llega Kimi. Quizás esta era la última oportunidad de David para ser claramente el número uno dentro del box y asaltar, al fin, el título. Sin embargo el McLaren no estuvo a la altura de la circunstancias. Coulthard finalizó en un discreto 5º lugar el campeonato.

Los años 2003 y 2004 son claramente los del declive del binomio McLaren-Coulthard. Un Schumacher inalcanzable con su Ferrari, y un Coulthard poco motivado y quizás pensando ya en las oportunidades perdidas, finaliza el campeonato en 7ª y 10ª posición respectivamente.

2005 le trajo nuevos aires a David, tras 9 temporadas consecutivas en McLaren. Un proyecto nuevo y 'refrescante' introdujo a Coulthard en la disciplina de Red Bull-Cosworth. Su temporada fue realmente buena, con respecto a los medios con los que contaba, y superó netamente a sus compañeros ese año: Luizzi y Klien.

En 2006 motores Ferrari equiparon a Red Bull, pero la conjunción no fue buena. Eso sí, fue David el que trajo el primer podio a las vitrinas del equipo austriaco, y nada menos que en Montecarlo, donde el escocés ya regentaba un hotel de lujo.

En 2007 y 2008 nuevo cambio de motores, Renault, y de compañero, Mark Webber. Red Bull se convirtió en un equipo irregular, menos en 2008, obteniendo resultados mediocres. Aunque Montreal guardaba un regalo de despedida para Coulthard: su último podio, un tercer puesto, en el accidentado GP de Canadá '08. Sin duda un trofeo bien merecido por su trayectoria.

Quizás este artículo te haya parecido largo, pero es que la carrera del escocés, como viste, lo es, y bien merece estas líneas. Le deseamos lo mejor a Coulthard, ya que nos ha amenizado muchos domingos, y sin duda le seguiremos viendo por la pequeña pantalla. Por cierto, el motor que empujó a David en su primer GP y en el último era Renault. Curioso, ¿no?

Comparte esta noticia
Artículos recomendados

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.

Relacionados