Menú

Próximo GP: Hungría 2020 | Cuenta atrás:

Buscar

CRÓNICA

'Rush': Hollywood supera el reto de la Fórmula 1 con sobresaliente

'Rush': Hollywood supera el reto de la Fórmula 1 con sobresaliente

Iván Illán   16 de Septiembre 2013 15:00

31 comentarios

'Rush': Hollywood supera el reto de la Fórmula 1 con sobresaliente

Hay que remontarse hasta mediados de 2011 para ver la primera referencia a 'Rush' en la hemeroteca de 'F1 al Día'. Pese a que se hablaba de Paul Greengrass como director y aún no se conocían los detalles de la producción, las expectativas ya eran altas. Un año más tarde, ya con el oscarizado Ron Howard al frente, guión de Peter Morgan (igualmente oscarizado) y música del respetado Hans Zimmer, parecía que la deseada unión de la Fórmula 1 con Hollywood estaba a la vuelta de la esquina. Era el momento del todo o nada. Por eso, para este medio, ha sido todo un privilegio poder ver la película unos días antes de cuando se estrene en todos los cines de nuestro país, el próximo viernes 20 de septiembre.

La conclusión es clara. 'Rush' acierta en muchas cosas y sabe trasladarnos a una época muy distinta a la actual, tanto en el enfoque de las carreras como en la sociedad. Un momento en el que no era raro ver a un piloto subirse al monoplaza después de una noche sin dormir o en el que un debutante podía presentarse en una prueba privada y mostrar a un equipo que necesitaba de sus servicios. No esperen ver en 'Rush' algo parecido a lo que ven cada domingo por la televisión. Quizá en ello se base su éxito.

La película, enfocada desde el lado de Niki Lauda (Daniel Brühl) sería un auténtico drama de no ser por la constante sombra de James Hunt (Chris Hemsworth) a su alrededor. Ambos se alimentan el uno al otro durante todo el 'film' y por momentos, da la sensación de que sus compañeros de parrilla, donde apenas tiene protagonismo un simpático Clay Regazzoni (Pierfrancesco Favino), son meras comparsas. Cierto que la de 1976 fue una batalla bipolar (y en muchos casos, ni siquiera eso) pero a pesar de contextualizar bien la película, se echa en falta alguna mención más al resto de contendientes.

Ascenso, caída y resurrección

No desvelo nada si cuento que el inicio de 'Rush' se cifra en 1970 con la presentación de los personajes en una carrera de F3, donde conocemos el desenfadado equipo Hesketh y la profesionalidad de Lauda. La afición británica a las carreras y el enfoque festivo de las fórmulas de promoción quedan reflejadas al ritmo de 'Gimme Some Lovin' mientras Hunt y Lauda tienen la primera de sus batallas. Según el metraje avanza, la seriedad de la película va creciendo incluso antes de que comience la temporada 1976, base sobre la que gira el guión.

'Rush': Hollywood supera el reto de la Fórmula 1 con sobresaliente

A pesar de las dotes de Chris Hemsworth, que parece interpretarse a sí mismo al abordar el papel de Hunt y llena la película de humor, la historia detrás de 'Rush' es el ascenso, caída y resurrección de Niki Lauda. La película adquiere tintes bíblicos por momentos con un brutal Daniel Brühl interpretando al triple campeón mundial. El actor alemán de origen español parece haber aprovechado sus horas junto a Lauda para clavar sus gestos y su acento. A pesar del enfoque cerebral de Lauda contrapuesto al de Hunt, el espectador es capaz de identificarse con el piloto de Ferrari y alentarle en su camino por una temporada apasionante, cuyo guión ya fue escrito de manera inmejorable hace casi cuarenta años por sus protagonistas.

En lo técnico, la música de Zimmer se adapta perfectamente a la competición y el guión es fiel a la historia que se produjo. 'Rush' no es una película de carreras al uso e incluso, deja la impresión de que se está más fuera que dentro de la pista pero no encontraran demasiadas licencias o escenas que no se ajusten a lo que conozcan de ambos pilotos. Para alegría de los aficionados, la cinta no escapa de las polémicas: se habla de lo ocurrido en el Jarama, se recogen las críticas a los pilotos de pago y se afronta el modo en que Ferrari enfocó el accidente de Lauda, siendo la mención a este peliagudo asunto algo por lo que no hubiera dado un duro antes de entrar en la sala.

Evidentemente, no todo es de color de rosa en 'Rush'. La simulación de los circuitos es notable pero comete fallos evidentes a los ojos de los aficionados, especialmente en Monza. Además, los movimientos de los monoplazas en ciertos planos dejan claro que se trata más de ficción que de realidad. Pero, esos dos inconvenientes pasarán desapercibidos para el público mayoritario de la película: no todos conocemos cada curva de Monza ni sabemos que es difícilmente posible que los coches hagan varias curvas en paralelo más allá de lo que pasó en Dijon 1979.

'Rush': Hollywood supera el reto de la Fórmula 1 con sobresaliente

En definitiva, 'Rush' aprueba el test con nota muy alta y se sitúa en primera fila, tanto de las películas dedicadas al automovilismo, como a las de su generación. Las imágenes reales de Hunt y Lauda van directas a la fibra como las de Ayrton Senna en su documental homónimo. Las positivas críticas que está recibiendo se ajustan a su calidad y sin duda, pasarás dos horas disfrutando de la historia de dos deportistas extraordinarios en una época muy especial del automovilismo. Es muy probable que esta película tenga una influencia muy positiva para la difusión de la Fórmula 1 en todo el mundo y a la vez, hará vibrar como nunca a los aficionados al Gran Circo, lo cual es una gran noticia para todos los que amamos este deporte.

Comparte esta noticia
Artículos recomendados

Añadir comentario:

Para comentar en f1aldia.com, debes estar dado de alta. Regístrate gratis o conéctate si ya estás registrado.